La Navidad original Vs. Navidades falsas

Por Carlos Luis Baron domingo 16 de diciembre, 2012

Hermanos y amigos, Dios les bendiga a todos, por qué, porque él es el que puede… La navidad viene de natividad que significa nacimiento, esta celebración surgió con el objetivo de recordar el nacimiento del Señor Jesucristo, y el cumplimiento de la promesa de Dios de enviar un Salvador a la humanidad que la rescataría de sus pecados, desde luego de creer en él, aceptar su plan y su misión. La navidad o nacimiento del Hijo de Dios es la buena voluntad para con los hombres y la demostración del creador de mostrar su amor para con sus criaturas. Lucas 1: 26 al 35; Lucas 2:2 al 20.

En este mismo sentido, la navidad original que es nada más y nada menos que el Señor Jesucristo en esta tierra, el acontecimiento de haber venido en carne, siendo todo Dios para salvarnos de la condenación, para libertarnos de las garras del pecado y satanás, para santificarnos con su Espíritu Santo, para llevarnos un día a la patria celestial, si le creemos, lo aceptamos y lo obedecemos. De todas maneras este acontecimiento no fue exclusivamente un 25 de diciembre, pero lo importante es que ocurrió y de paso ocurrieron una serie de cosas que le mencionamos: Dividió la historia en dos (antes y después de Jesucristo) porque fue creído en el mundo; los ángeles anunciamos su nacimiento, Lucas 1:26; nació de una virgen sin voluntad de varón, Isaías 7:14; vino a herir y derrotar el imperio de satanás, Colosenses 2:14 y 15, Génesis 1:15; vino para ser el cordero de Dios que quita el pecado del mundo, Juan 1:29; vino a ser él único mediador entre Dios y los hombres y sumo sacerdote eterno sentado a la derecha del Padre, Hechos 4:12, 1ra. Timoteo 2:5; Hebreos 4:14 al 16; y otras muchas otras cosas más, etc., etc.

Ahora bien, hay otras llamadas navidades que no tienen que ver nada con la verdadera navidad es que Jesucristo, entre ellas tenemos la falsa navidad del comercio que consiste en celebrar la fecha comprando de todo un poco y si no podemos no hubo navidad; la navidad de la parranda y la bebentina celebrar con un consumo excesivo de bebidas alcohólicas que generan pérdida moral, económica y de vidas por los accidentes, riñas, y derroche económico que sólo deja beneficios a los vendedores de bebidas y las compañías de éstas substancias; la navidad de los regalos con el tal Santa Claus, que tampoco aparece en la Biblia que trata de sustituir el nombre de Jesucristo de la mente y el corazón de los niños y adultos en general.

¿No serán estas llamadas navidades un plan del maligno? ¿En cuál navidad de estas se encuentra usted? ¿Sabía que sólo hay una navidad reconocida por Dios? ¿Cree usted que el Señor vino para que lo celebremos sacándolo a él del sistema? ¿Cuándo piensa vivir de acuerdo a la verdadera navidad y sus enseñanzas? ¿Cree usted que el Señor está todavía en pesebre o sentado a la derecha del Padre? ¿Se ha arrepentido y convertido al Hijo de Dios para estar en navidad los 365 días del año? ¿Si usted muere o el Señor vuelve en cuál navidad lo hallará?

Concluyendo, quien escribe estuve en todas las navidades habidas y por haber que me promovieron por televisión, pero después de conocer la palabra de Dios y entender bíblicamente cuál es la navidad original ya tengo 17 navidades correctas y no ha habido mejor navidad en mi vida, libre de riesgos en la calle, libre de un Sida, libre de un botellazo, libre de perder el doble en una disco, libre de un accidente ebrio, etc., etc., le recomiendo la verdadera Navidad: vivir para el plan de Dios al enviar a su Hijo Jesucristo… Alábalo si puede…

Así que, mis queridos hermanos y amigos no importa en que navidad se encuentre ahora, si la que tiene le ha dejado pérdida la navidad verdadera puede cambiar su historia para bendición: Cristo, Cristo, Cristo…Acéptelo.

Hasta pronto…

Nota: De usted sentir el toque del Señor mediante estos mensajes bíblicos y querer convertirse, le recomiendo tres pasos: 1.- Asistir a una congregación bíblica, evangélica o Pentecostal, 2.- Lea dos o tres capítulos diarios de la Biblia y 3.- Hable con Dios el Padre en oración y póngase en sus manos en todo… Perseveramos en Jesucristo asistiendo a la Asamblea de Dios Pentecostal central, ubicada en la Av. Duarte, Esq. Eusebio Manzueta, Santo Domingo, R.D.

Siervo de Jesucristo