La palabra “Duarte”

Por Carlos Luis Baron domingo 26 de febrero, 2012

Cada quien escoge los ídolos dignos de ser adorados por el, pero Juan Pablo Duarte y Diez, escogió la patria, El día de su nacimiento un 26 de enero, hace ahora 199 años, fue un día mas en el calendario, no hubo eventos especiales, el no fue un Dios. Tampoco un predestinado aunque la historia tradicional haya querido presentarlo como un santo, enviado del cielo para resolver los problemas que generaban la invasión haitiana y el estado de postración impuesto por los invasores.

Duarte fue un hombre como todos los hombres dotado de virtudes y de defectos, de carne y hueso, un miembro prominente de la pequeña burguesía que creyó firmemente que en la sociedad que el aspiraba crear con el concurso de todos los habitantes del Santo Domingo español estaban dadas las condiciones para una mejor vida de los habitantes de la parte española de la isla.

Los viajes que hizo por Europa y los estudios que realizo allí le dieron las fuerzas suficientes y lo llenaron de patriotismo a un nivel tan alto que marcaron su vida para siempre, todos los países tienen sus héroes, sus patricios todos excelentes representados de los mejores intereses de sus pueblos, hombres extraordinarios, admirables, gigantes de la historia. Pero pocos se parecen a Juan Pablo Duarte a su amor sin limites, a su sacrificio por hacer una nación Libre, Soberana, por ello al hacer comparaciones y cotejos con los demás yo veo a un Duarte rebosante de patriotismo, de nobleza, lo veo sufrir toda clase de atropellos, persecuciones, malidisencias, lo veo sufrir el destierro azaroso, pero el se eleva por encima de la adversidad y con valentía espartana, se levanta con la patria para nuevos impulsos del ideal libertario.

Juan Pablo Duarte es el más grande de los Dominicanos de todos los tiempos porque su nombre significa Patria, Amor, Lealtad, Templanza, Firmeza, Vocación, Entrega, Tesón, Sacrificio, Humildad, Confianza, Misericordia, Grandeza, Ideal, Moral, Dedicación, Altruismo, Honradez, Devoción, Fe, Perdón, Paciencia y mas que todas estas cosas su nombre significa honradez.

Jamás en un solo hombre hijo de mujer se habían reunido tantas virtudes y nunca mas en la historia de la humanidad un hombre había significado tanto para la causa por la que se entrego, Su nombre es una convocatoria permanente a la libertad, la soberanía de un pueblo, el pueblo de sus amores, mirar a Duarte es descubrir la patria Dominicana naciendo en el corazón de sus hijos, es abrevar en sus ideas para desde allí volver a entonar el canto de los hombres libres de los que vivieron y nacieron con un ideal de redención.

Hoy que la Republica Dominicana enfrenta tantas dificultades y limitaciones se impone que los dominicanos volvamos a reunir en nosotros su pensamiento para desde aquí ser dignos de mejor suerte puesto que solo con el ideal Duartiano podremos conservarnos en salud y fortaleza para sostener en nuestras manos la patria dominicana, la misma patria por la que nació, vivió y murió el verdadero padre la patria dominicana Juan Pablo Duarte y Diez.

El poeta Dominicano Tony Raful escribió unos versos llenos de originalidad y patriotismo en un canto que nos conmueve y nos estremece interiormente, el lo llamo:

DUARTE

Duarte es una travesía de polvo y espadas

Un juramento de nubes demorando la partida de la tarde

Una medalla de luz condecorando la tierra

También el hijo de un gallego estampando su amor con el nuestro

Una suplica de tormenta

La patria vertical de los puños

El sueño Juvenil de los alborotados

Duarte es un desterrado que se convirtió en paisaje

Una montaña que dialogo con los cielos

Una constitución de libres que nadie cumple

Duarte es una avenida tumultuosa de gente que lo ignora

Y que venden y compran y se aman y se mueren bajo su nombre