La peculiaridad de la artesanía se hace presente en XI Feria del Libro de Santo Domingo 2008

Por martes 29 de abril, 2008

La creadora de joyas, Iris de Mondesert, habló de la utilidad y la interpretación que se le está dando actualmente al concepto de joya en la República Dominicana, durante una conferencia realizada en el Pabellón de Artesanía de la XI Feria Internacional del Libro de Santo Domingo 2008.

Mondesert destacó que con la intención de mejorar las capacidades de nuestros artesanos joyeros, sus diseños y la comercialización de sus productos, la Secretaría de Estado de Cultura y la Unión Europea unieron sus esfuerzos para desarrollar el programa de apoyo a la minería SYSMIN II. Manuel Capriles, consultor del proyecto, resaltó que tanto en Santo Domingo como en Bahoruco se están estableciendo dos escuelas modelo de joyería, que dentro de un año estarán aptas para la formación como Escuela Nacional de Joyería.

El programa cuenta entre sus acciones formativas con dos cursos de formación básica en joyería, un curso especializado en joyería y otro curso metodológico para facilitadores.

Este proyecto pretende llegar a otras provincias del país para la formación de los jóvenes joyeros.

El término joya es asociado a la idea tradicional del adorno, con una fuerte carga de poder relacionada al costo de la prenda, a lo que se suman conceptos nuevos como son los cristales que significan fuentes de energía y protección, manifestó Iris de Mondesert.

Al tiempo que destacó el gusto por lo étnico; que son los collares de eslabones grandes y piedras de colores; lo “trendy” que quiere decir las ultimas tendencias de la moda; lo original que es la mezcla de los materiales insólitos con los tradicionales.

También esta lo inesperado que es lo se utiliza para adorno que nunca fue decorativo.

En nuestro país la joyería ha tenido dos vertientes que son: las joyas elaboradas confeccionadas por joyeros tradicionales que aplican la tradición de sus diseños, sus métodos y materiales a cargo de familias de con tradición en la fabricación y venta de joyas.

Y por otro lado están los artesanos quienes desde siempre han estado orientados al mercado turístico, utilizando las piedras nativas y materiales locales en combinación con la plata, en la mayoría de los casos con igual diseño.