La policía de NY cree que la madre de la niña perdida está “muerta”

Por domingo 2 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ Investigadores del Departamento de Policía que averiguan el caso de una niña de origen hispano, encontrada solitaria en una calle del condado de Queens, tienen la creencia de la madre de la menor, podría estar muerta, después que lograran identificar a la progenitora.

Los detectives dijeron que la señora Mónica Rivadeneira Lozada, oriunda de Bolivia y de 26 años de edad, fue detectada a través de los datos suministrados por la niña perdida, que fue llevada a un hogar de crianza adoptivo, donde permanece todavía, sin haber sido reclamada por sus padres o algún pariente.

No está claro, en caso de que realmente la madre esté muerta, en cuáles circunstancias pudo haber perecido, pero fuentes policiales indicaron que profundizan las pesquisas sobre dos hombres señalados por la menor como sus “papás”. Ambos, César y Felipe, tampoco han sido localizados por los investigadores.

La policía buscó en los registros del centro de estudios, donde cursa la menor el Kinder Garden. Allí, se encontró el nombre de la madre y la descripción que de acuerdo a los datos tiene estatura de 5´6, pesa 105 libras, pelo rubio y largo y con un pájaro azul tatuado en el estómago. La madre tiene la cara hinchada a consecuencia de una cirugía oral, según ha relatado la niña.

La menor les dijo a los investigadores que el pasado domingo, fue despertada por uno de sus padres, quien se la llevó descalzo al automóvil y luego la dejó abandonada en el barrio Ridgewood en el mismo condado de Queens.

La muchachita explicó que se había perdido mientras dormía. “El me llevó al auto y me dejó afuera sin zapatos. Llorando y caminando sola por la calle 76 del sector de Middle Village, Valerie, fue encontrada por un buen samaritano, quien la entregó a las autoridades.

Aunque la pequeña habla perfectamente el inglés y el español, no ha podido recordar la dirección de su casa.