La salud en el gobierno de Danilo

Por Carlos Luis Baron lunes 20 de agosto, 2012

El discurso pronunciado por el presidente Danilo Medina al momento de tomar posesión de su cargo este 16 de agosto ha recibido grandes elogios, tanto de seguidores como de adversarios políticos. Danilo fue coherente con las propuestas que hizo al electorado y ésta vez ante la Asamblea Nacional solo se limitó a plantear con mucha precisión los planes, programas y proyectos que implementará a favor del pueblo dominicano.

El presidente Medina señaló que una de sus prioridades es garantizar el derecho a una salud de calidad para todos los dominicanos y dominicanas, e hizo al propio tiempo, el compromiso de incorporar a todas las familias pobres al Seguro Familiar de Salud.

Una decisión importante es seguir el proceso de eliminación del cobro de la cuota de recuperación a los usuarios de servicios en los establecimientos públicos de salud y la creación de un Fondo para Gastos en Enfermedades Catastróficas.

Danilo Medina decidió además, promover el acceso universal a medicamentos de calidad mediante la apertura de Farmacias del Pueblo en cada uno de los Municipios y Distritos Municipales del país, impulsando además, un programa para enfermos crónicos.

El presidente constitucional se comprometió a estructurar la Red Única de Servicios de Salud, continuar el proceso de descentralización, fortalecer los hospitales y transformar la Atención Primaria en un nuevo modelo de salud familiar y comunitaria.

Pero la gran preocupación de Danilo en materia de salud es la mortalidad materna e infantil, los cuales son indicadores que aunque se mejoraron sustancialmente en la pasada gestión, es necesario y pertinente reducirlos aún más.

La meta es, que en el año 2015 las muertes maternas sean igual o menos de 50 por cada cien mil nacidos vivos y la mortalidad infantil igual o por debajo de 15 por cada mil nacidos vivos.

Este es un gran reto para el equipo responsable de aplicar e implementar las políticas de salud del gobierno de Danilo y el PLD. Las condiciones para alcanzar esta meta están dadas.

Capacidad, entrega, dedicación, honestidad, experiencia y compromiso político son algunas de las cualidades que adornan al recién designado Ministro de Salud Pública.

El doctor Freddy Hidalgo es un cuadro con una férrea formación profesional y política, y estoy convencido que en su gestión al frente de ese ministerio, él hará lo que nunca se ha hecho.