La solución está en manos de Puerto Plata

Por Carlos Luis Baron miércoles 8 de febrero, 2012

He venido leyendo los artículos sobre el turismo en Puerto Plata, la caida de este, las preocupaciones de los empresarios hoteleros, las sugerencias de éstos, de periodistas conocedores del tema y de personalidades diplomáticas al respecto.

Cuando el Presidente Joaquín Balaguer decidió erigir a Puerto Plata en un polo turístico Puerto Plata contó solo con el impulso del Estado.

Construida su infraestructura turística el turismo en Puerto Plata caminó prácticamente por inercia.

Si Puerto Plata hubiera contado con un empresariado unido para propósitos comunes (como ocurre con el empresariado de Santiago), no dividido para ello por la política, entonces Puerto Plata hubiera tenido un desarrollo turístico intensísimo y esas rasgaduras de vestimentas que observo actualmente no se hubieran producido.

Todo el sector empresarial puertoplateño, tanto el directamente dedicado al turismo como el indirectamente beneficiado por el turismo, debe cerrar filas en torno a perseguir como meta restituirle a Puerto Plata el sitial de Polo Turístico Número 1 del país.

En realidad el asunto debe trascender más allá de la clase empresarial: el pueblo entero de Puerto Plata y sus instituciones públicas y privadas deben integrarse a los planes de relanzamiento de Puerto Plata como destino turístico participando en las actividades que sean trazadas para ello. Se trata de una alianza necesaria. Un ejemplo de integración de un pueblo en una actividad lo es la celebración del carnaval en La Vega: ese carnaval se ha convertido en el más importante del país (muy por encima del de Santo Domingo, Distrito Nacional) y en uno de los más importantes del mundo. Ello es un ejemplo de lo que se puede conseguir cuando todo un pueblo se unifica en torno a un proyecto.

Dentro del empresariado de Puerto Plata, el dedicado al sector turismo es el que más debe acercarse entre sí y aunar esfuerzos para crear y desplegar y ejecutar planes comunes para relanzar a Puerto Plata y lograr que esta reconquiste su inicial posición de Primer o Principal Polo Turístico de la República Dominicana.

Me refiero a todos los empresarios turísticos desde Cabarete, pasando por Sosúa, por el Municipio de Puerto Plata, Cofresí, Maimón, hasta llegar a Luperón, naturalmente inclusive.

La “chispa“, la creatividad, sobre todo en tiempos de crisis, es lo que contribuye a la dinamización de las cosas, máxime en materia turística.

La idea esencial es que Puerto Plata agote un calendario de actividades específicas mes por mes: en tal mes, determinada actividad o celebración y así sucesivamente;

Se pueden organizar y celebrar festivales nacionales e internacionales musicales y/o de la voz: hay ciudades del mundo que son conocidas por la celebración en ellas de determinado tipo de festival musical; el rock and roll es hoy por hoy la música universal entre los jóvenes y aún entre personas maduras o no ancianas: un festival nacional de rock and roll celebrado equis mes del año y en el que participen agrupaciones de cada provincia del país sería un atractivo turístico interno; y otro festival internacional de rock and roll celebrado en otro mes del año al que acudan a Puerto Plata agrupaciones de distintos países del mundo sería un atractivo turístico internacional. La cuestión es institucionalizarlos y promocionarlos adecuadamente. Lo mismo se podría hacer también con otros géneros musicales.

Hay cosas que no han sabido ser explotadas.

Puerto Plata es el único lugar del país que tiene teleférico…Y eso increiblemente no lo sabe todo el país. Pocos países del Caribe tienen teleférico, igualmente en toda América pocos tienen teleférico. Ese es un activo que no ha sabido ser explotado ni para turismo interno ni para turismo externo.

Aparte del teleférico y las bellezas naturales de Puerto Plata, esta tiene otros activos potenciales que no han sido examinados.

Puerto Plata tiene la Historia colonial a su favor. He aquí algunas ideas que me vienen a la cabeza y que quizás puedan ayudar.

El pasado 6 de Enero el Obispo de Puerto Plata celebró el 518 aniversario de la primera misa cantada en América. Ese acontecimiento debió ser aprovechado por todos los involucrados en la actividad turística y en la actividad comunicacional de Puerto Plata para transmitir ese espectáculo al resto del país y del mundo en varios idiomas. Fechas de acontecimientos así deben ser aprovechadas al máximo.

Cuando Colón se fue hacia España, después de su primer viaje, en su mente había proyectado ubicar la colonia en lo que hoy es exactamente la ciudad de Puerto Plata. Vientos huracanados, al intentar llegar a Puerto Plata, les impiden a las naves españolas del segundo viaje pasar de la punta de Cafemba y por eso tienen que retroceder rápidamente a Luperón donde todas las naves fueron hundidas por el fenómeno meteorológico. Por eso la Colonia se instala allí (de eso no haber ocurrido quizás Puerto Plata hubiese sido hoy la Capital de la República). Y de todas esas naves tomaron el material para construir la nave La Santa Cruz para asegurar el retorno a España.

En el Puerto de Palos, de Moguer, España, hay sendas replicas de La Santa María, La Pinta y La Niña, están surtas en dicho muelle y son un atractivo turístico de primer orden.

Si bien es cierto que La Santa María no llegó a Puerto Plata por razones históricas conocidas, no obstante creo que nada impide que la hazaña colombina pueda ser evocada con la construcción de sendas replicas de dichas tres naves y también de La Santa Cruz y ubicar dichas réplicas en un punto de la Bahía de Puerto Plata. Del mismo modo que en Plymouth existe una replica de la nave Mayflower que transportó a los peregrinos o colonos puritanos ingleses a Norteamérica y ello es un atractivo turístico de primer orden, alrededor del cual se ha creado toda una parafernalia dentro de la cual existe un conglomerado de personas vestidas del mismo modo que vistieron los personajes transportados a bordo del Mayflower. Eso mismo se puede hacer en relación a las replicas de las naves colombinas.

Cerca del viejo cementerio del Municipio de Puerto Plata se encuentran los restos del Convento de San Pedro Mártir, de los Frayles Dominicos, construido por iniciativa del Padre Las Casas y quien fue su primer Prior: para fines de visitas turísticas ese convento podría ser reconstruido del mismo modo que lo fue la Fortaleza ubicada en la denominada Puntilla del Malecón.

Igualmente se podría ubicar y adoquinar el denominado Camino de Colón por los lados de Bajabonico y lugares aledaños. Estas son solo algunas ideas de las muchas que pueden surgir si Puerto Plata se concentra en lo que se debe concentrar.

Todas estas ideas y reflexiones giran alrededor de despertar el ímpetu emprendedor de todos aquéllos ubicados en la Provincia de Puerto Plata y del sector gubernamental para unificar esfuerzos en el sentido indicado. Detallar y concretizar cada idea y similares es cuestión que amerita reunirse sobre la base de tomar conciencia de la problemática y cada uno aportar sus ideas de proyectos orientados al objetivo en cuestión.

Ojalá y estas líneas puedan ser útiles y servir para animar al respecto.