La tarea de los comedores económicos es notoria y loable

Por Carlos Luis Baron martes 4 de diciembre, 2012

El trabajo que al Frente de los Comedores Económicos viene desarrollando el licenciado Ramón María Rodríguez, Monchy, se ha hecho notorio y loable. Notorio, puesto que, jamás, un director de esta noble institución había desplegado en tierra dominicana, tareas tan abarcadoras, esforzadas y agotadoras. Desde el momento mismo en que se instaló al frente de la referida institución, Monchy, como se le conoce desde niño en su natal, Santiago, cual diestro gerente de esta Era post moderna, que sabe qué hacer en cada caso y coyuntura, empezó a despachar y a poner comida cruda y procesada a disposición de las más disimiles y apartadas comunidades empobrecidas del país. Pero no es eso, solamente, como dijo el poeta, Pedro Mir.

Esa inmensa y necesaria labor en beneficio de los que menos pueden, se hace, en el difícil marco de la eficiencia y la transparencia que por siempre ha caracterizado al aún joven militante socio político, Ramón María Rodríguez.

Esa combinación de eficiencia, transparencia y vasta labor es lo que vuelve loable, el trabajo desplegado por el actual administrador de los Comedores Económicos y su equipo. Nuestra alma se regocija y saluda la patriótica, sensible y agotadora tarea que está desplegando Monchy, quien por demás, acaba de anunciar que esa institución se propone a propósito de las navidades, brindar 775 mil porciones de cenas repartidas en los 155 municipios existentes en el país.

Creo que, el administrador de los Comedores Económicos, es la más fiel expresión de un gobierno y un presidente, preocupado por la calidad de vida y el bienestar de sus ciudadanos. Simplemente, la tarea de Monchy, es notoria, y sin mezquindades, es loable.