La trampa

Por Carlos Luis Baron sábado 11 de febrero, 2012

El Gobierno del Partido de la LiberaciónDominicana se ha dejado meter en una trampa, con el anzuelo que se le hapresentado con Guillermo Gómez y uno de sus hijos como los responsables de lacampaña de ataques a la Primera Dama y al Presidente de la República.

Detrás de todo se encuentran manos diestras: Analícese primero dóndetrabajaba en el gobierno presidido por Hipólito Mejía la señora MargaritaCordero, quien fue la primera persona que hizo público los supuestos emails yconversaciones privadas que han sido la piedra original de escándalo.

Segundo, los vínculos de esa señora con una figura relacionada con lasdecisiones que se tomaron en el Banco Central para cerrar al Baninter y a Bancréditocomo parte de la crisis en las que tanto los banqueros privados como elGobierno de Mejía y sus funcionarios tienen grandes responsabilidades.

Ellos pretendieron entonces también propiciar una crisis para queestallara el Banco Popular Dominicano. No pudieron lograrlo por las condicionessanas de esta institución financiera, pero sí consiguieron mediante presionesdestituir al director del diario El Caribe de entonces por los vínculos que teníael diario con el Banco Popular.

Son todos esos señores los que mueven los hilos de todas estas campañasde rumores y difamaciones que han tendido la trampa al PLD y su Gobierno, yante la cual ambos tendrán que buscar la manera de salir de este gancho que lehan metido para propiciar un escándalo nacional e internacional.

No estamos frente a un problema de simple orden público. Este es unproblema político que debe tratarse con criterios políticos, por gente conmadurez y experiencia.