LA UASD: el reflejo de una sociedad que necesita educación de calidad

Por Adelaida Martinez domingo 22 de julio, 2012

En las naciones desarrolladas para protestar se desnudan o se indignan, pero aquí ocurre lo contrario: algunos grupos aún se comportan como cavernícolas escenificando situaciones indignantes.

La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) ha dado muestra estos últimos días de que las reglas deben ser más claras y de que debe despolitizarse en definitiva el sistema educativo del país. El desorden administrativo, gerencial y estudiantil es notable.

El viernes 19 de julio, antisociales protagonizaron un ambiente de caos dominado por tiros, heridos, vehículos incendiados y otros con los cristales rotos, hasta que llegaron los agentes policiales a poner un poco de orden en el recinto.

Me gustaría ver las calificaciones y el tiempo que tienen en la UASD esos revoltosos que, además atentaron contra la infraestructura de su propia universidad, esa que le cobra créditos que ellos asumen son caros… pero que ni siquiera llega a ser la quinta parte de lo que se paga en una privada.

Sin duda alguna, hay que hacer una revisión profunda a la UASD: cero tolerancia a estudiantes que ocupan una silla por más del tiempo reglamentario en acabar una carrera, quitándole la oportunidad a otro joven que sí desea culminar sus estudios y no durar toda una vida de vagancia estudiantil en la universidad estatal.

Como señala el segundo párrafo, hasta que no se despolitice el sistema educativo, estaremos jodidos con un clientelismo que no valora la capacidad y que ayuda a lo inverso. Hay que mirar más allá; asumir que hay formas más civilizadas de hacer escuchar nuestros reclamos.

Cuando se trata del sistema educativo y el comportamiento de los seres humanos, siempre miro muy adentro la frase de Nelson Mandela, un hombre que ha trascendido fronteras con su mensaje de paz social pregonando equidad ante un mundo tan desigual y quien cita lo siguiente: “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”.

El comportamiento de un ser humano que ha sido educado apropiadamente bajo una enseñanza de calidad y en un Estado que garantiza su bienestar social, jamás será igual al que no ha tenido la misma suerte.

El sistema debe revisarse, porque lo acontecido en la UASD, es una señal de que estamos retrocediendo en Educación, desde la deficiente docencia, hasta la errática política de desarrollo social.

El asunto… la raíz a los males sociales y a un comportamiento cavernícola, se centra en trabajar por una sociedad mejor educada que garantice a sus ciudadanos las necesidades básicas.

La autora es periodista.

adelaida302007@gmail.com

www.adelaidamartinez.blogspot.com