Lantigua pide que la ONU proteja más a países en desarrollo

Por martes 4 de octubre, 2005

París, (EFE).- El ministro de Cultura de la República Dominicana, José Rafael Lantigua, pidió que las Naciones Unidas se preocupen de proteger en mayor medida de los países en vías de desarrollo, por considerar que son más vulnerables al fenómeno de la globalización en todos los ámbitos. Lantigua intervino hoy durante el debate sobre política general que tiene lugar en el marco de la XXXIII Conferencia General de la UNESCO, en París.

En su discurso, el ministro de Cultura dominicano aseguró que la globalización "ha impactado nuestro desarrollo cultural y aparece como un peligro para la integridad de los valores, tradiciones y expresiones culturales nacionales que deben ser preservados para nuestra cohesión social, democracia y desarrollo".

Señaló que los países en vías de desarrollo deben hacer frente no sólo a sus propias limitaciones estructurales, sino también a los grandes retos que trae consigo la tecnología y alertó acerca de las "asimetrías" entre los Estados, cuyo efecto es la aparición de fenómenos como la xenofobia, la discriminación y la exclusión social.

"El desafío de estos tiempos es reequilibrar el mundo y construir mayor equidad", dijo Lantigua, para quien el principio de tolerancia ha de ser básico y traducirse en un diálogo entre culturas y pueblos diversos, "que tenga como norte una alianza de civilizaciones".

Expresó su apoyo a algunos textos que serán debatidos en esta Conferencia de la UNESCO, como la Convención para la protección y promoción de la diversidad cultural, la de la lucha contra el dopaje y la Declaración de normas universales sobre bioética.

El ministro dominicano pidió esfuerzos para fomentar la educación y erradicar el analfabetismo, así como para favorecer el manejo de los recursos hidráulicos y la creación de capacidades en ciencias básicas, "fuentes del desarrollo de nuestros pueblos".

Lantigua propuso el restablecimiento de una oficina de la UNESCO en Santo Domingo que permita coordinar acciones de cooperación y haga posible formular proyectos y, en este contexto, pidió una mayor colaboración con "la hermana República de Haití", país que "merece la solidaridad de todo el mundo para un gran proyecto democrático y la reconstrucción de la estructura educativa".