Las Barbacoas políticas paralelas al desfile del Bronx

Por Carlos Luis Baron lunes 30 de julio, 2012

“El compañero Danilo es el presidente de todos los Dominicanos, incluyendo los del PRD que quieran o no quieran sumarse a este desafío contra la pobreza e indigencia. Sus propuestas son bien clara y no dan motivo para interpretaciones individuales. Su grandeza esta comprometida con una conducta nueva que va mas allá de las tendencias, el es el presidente de nuestra diversidad.”

Ayer domingo fue realizado la versión número 23 del desfile anual del condado del Bronx, en New York. En la cena de gala que se realiza días antes fueron entregadas 25 becas a estudiantes universitarios de origen dominicano, marcado un hito en este proceder. Ya se dice que fueron cientos de miles los que se dieron cita – pude comprobar que fue mas del doble del año pasado – y que ya esta superando el que se realiza para estos días en Manhattan. Esta aseveración habla muy bien de sus organizadores liderado por el Sr. Felipe Febres y Rosa Ayala, quienes vimos muy complacidos y alegres en la tarima preparada para dar el fin a esta edición.

Lo que nos sorprendió fue la ausencia absoluta de los partidos políticos, aunque fueron convocado de manera personal e institucional, y en el caso del PRD el diputado Rubén Luna había confirmada públicamente su participación, y cumplió de manera individual, pero al resto no se le vio ni la placa. Porque? . Es que son políticos Diásporas, no Transnacionales.

La no asistencia del PRD fue porque además de no estar en campaña electoral, el Mariscal de esa edición, el empresario Pedro Álvarez, fue Subcordinador del Sector Externo en New York del hoy presidente electo, Licdo. Danilo Medina, y es uno de los ejecutivo de la organización (AP), la cual esta dedicada a apoyar la gestión gubernamental que se estrena el próximo 16 de agosto.

En el caso del PLD, su dirección estatal prefirió hacer una barbacoa política ( actividad paralela) en un parque de New York, muy a pesar de que la mayoría de padres estaban en ese Desfile en la avenida Grand Concourse. Porque?. También so políticos Diásporas, no Transnacionales.

El Cónsul General de New York si se hizo eco del llamado y participó con una carroza muy bonita, y algunas comparsas, pero no con el color que se le imprime con la emoción del Peledeismo. El estuvo en la tarima principal y promovió, como tiene que ser, el gobierno del PLD. Muy bien, compañero Corcino, felicitaciones.

Y que fue lo que paso ahí? Me dijo un compañero desinformado y bien preocupado. Le dije: Políticos Diásporas que no aprenden, y por el otro lado, un pueblo Diásporas y transnacionales que se dieron cita en esa avenida con sus verdaderos dirigentes Transnacionales.

Eso es lo que viene pasado desde hace un buen tiempo y no queremos rectificar o corregir. Por eso fue que fracasaron toda las Barbacoas y bebederas que hicieron paralela al Desfile del Bronx.

Los que solo se dedica a buscar empleos para no trabajar, sin aportar nada como esta comprobado, deben saber que con Danilo vamos a acabar con esa mala práctica de la política: Corregir lo Malo y hacer lo que nunca se ha hecho es el compromiso. Don Juan nos decía que el no vive para servir, no sirve para vivir. Y creo que ya esta bueno de ese jueguito.

El compañero Danilo es el presidente de todos los Dominicanos, incluyendo los del PRD que quieran o no quieran sumarse a este desafío contra la pobreza e indigencia. Sus propuestas son bien clara y no dan motivo para interpretaciones individuales. Su grandeza esta comprometida con una conducta nueva que va mas allá de las tendencias, el es el presidente de nuestra diversidad.

Los políticos y compañeros que no entienden este nuevo escenario político fuera y dentro del PLD, de seguir en esa inconducta, es posible que se queden sin el Chivo y sin el Mecate. Es ser anti Danilo y anti PLD ponerse de espalda a sus comunidades, solo porque su lucha es solo por ocupar cargos en el gobierno. Dejen eso, carajo! Ya empezamos a desconectar de nuestras comunidades al gobierno de Danilo, nuestro gobierno. Dejemos esa desvergüenza.