Las Fuerzas Armadas y el Plan de Seguridad Ciudadana

Por El Nuevo Diario jueves 29 de agosto, 2013

No ha sido un secreto para nadie la excelente labor que viene rindiendo el almirante Sigfrido Pared Pérez al frente del ministerio de las Fuerzas Armadas, sobre todo en lo concerniente a la aplicación del Plan Nacional de Seguridad Ciudadana.

¿Usted se imagina si el Gobierno no hubiera tomado esa importante medida de sumar a las Fuerzas Armadas para garantizar la seguridad de los dominicanos, lo que hubiera pasado en esos momentos que la Policía Nacional se mostraba incapaz de poner el orden y resolver la situación?

No es que se haya acabado de punta y porrazo con éste flagelo, pero por lo menos se siente un respiro de seguridad con la presencia de esos guardias, se transita libremente, ya que donde están esas patrullas armadas y ubicadas estratégicamente, es imposible que los delincuentes puedan realizar sus fechorías.

Pienso que la familia dominicana poco a poco vas recupendo la tranquilidad y el sosiego que tanta falta le hace y que la Policía Nacional de por sí sola no podía lograr, debido a muchos factores que convergen dentro de la institución, los cuales imposibilitan que la uniformada pueda de por sí sola rendir una labor efectiva en éste sentido.

Ahora con la llegada del mayor general Manuel Castro Castillo, un ciudadano ejemplar, esperamos que la policía pueda recomponerse verdaderamente y jugar real y efectivamente su rool ante la sociedad. Lo primero ya comenzó que es una profilaxis que abarque todos los departamentos policiales para prescindir de más de un 40 por cientos de sus miembros que están vinculados estrechamente con la delincuencia. Luego podrá asumir el sus responsabilidades frente a la ciudadanía.

Por eso estoy seguro de que los 4,000 efectivos militares que en estos momentos se encuentran en las calles en apoyo al Plan Nacional de Seguridad Ciudadana para mantener la paz y el orden público, si son necesarios y pueden ejercer esa labor, ya que tal y como señala el ministro de las Fuerzas Armadas almirante Sigfrido Pared Pérez, las Fuerzas Armadas no solo están orientadas a la seguridad ciudadana, sino que también apoyan el desarrollo nacional.

El propio jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo ha expresado que ante la amenaza permanente de la delincuencia la cual calificó como una peste, la policía ha diseñado todo un plan para elevar la capacidad operativa del cuerpo del orden.

La seguridad ciudadana debe contar también con el concurso y la colaboración de la sociedad civil en su conjunto, los partidos políticos, las iglesias, las juntas de vecinos, los movimientos, los ayuntamientos, clubes deportivos, y otras instituciones afines, con las cuales diferente a las Fuerzas Armadas, ni la Policía Nacional, ni la DNCD se quiere reunir.

Por eso estoy plenamente de acuerdo con el almirante Pared Pérez cuando señala que el contingente militar seguirá en las calles hasta que sea necesario, ya que si nos quitan las guardias de las calles sin que la sociedad se haya recompuesto normalmente, y se le deja el control de las calles a la Policía Nacional que todavía, a pesar de la excelente labor del general Castro Castillo, la delincuencia volverá con más fuerza a recomponerse. Los factores de carácter social multiplicadores de ésta delincuencia también deben de ser combatidos, en la medida en que la guardia y la Policía Nacional hacen su trabajo.

Estamos seguro de que los miembros de las Fuerzas Armadas que alternan en ese proyecto son debidamente adiestrados con anterioridad en seminarios nacionales en los que cursan talleres con un currículo orientado a los derechos humanos, técnicas policiales y acciones militares no bélicas, impartidos todos por oficiales y profesores del Instituto Superior para la Defensa (INSUDE) y otras instituciones académicas del ministerio, como ha señalado el ministro de las Fuerzas Armadas, almirante Sigfrido Pared Pérez.

Con la efectiva y atinada labor del almirante Sigfrido Pared Pérez al frente del ministerio de las Fuerzas Armadas, el cual ha reafirmado el compromiso de esa institución castrense de participar activamente en el Plan de Seguridad Ciudadana hasta que sea necesario, la delincuencia se ha venido reduciendo considerablemente

La atinada labor que en los actuales momentos está rindiendo el ministro de las Fuerzas Armadas almirante Sigfrido Pared Pérez, merece el respaldo moral y solidario de toda la ciudadanía consciente.

Soy de lo que entiende que sin el apoyo de las Fuerzas Armadas, hubiera sido imposible el mantenimiento de la seguridad ciudadana existente, por lo menos hasta donde está.

Si las fuerzas armadas no intervienen con su labor harturita, la delincuencia se hubiera multiplicado por lo menos diez veces más, ya que cuando el Gobierno tomó la medida de poner en marcha lo que el almirante Pared Pérez define la tarea número uno del país, la Policía Nacional lucía incompetente para enfrentar la criminalidad creciente que existía en el país.

Después de la presencia de los guardias en las calles los crímenes, asesinatos, robos, atracos a mano armada y asaltos callejeros en horas nocturnas se han reducido en más de un 30 por ciento. Ha aumentado el tránsito vehicular y de personas en las calles, y los robos cadenas y vehículos han disminuidos.

La atinada labor que viene rindiendo el ministro de las Fuerzas Armadas al frente de las instituciones castrenses es digna de elogios y admiración. Hay que destacar el esfuerzo extraordinario económico y logistico