“Las instituciones religiosas no pueden ofrecer vida eterna, ¿por qué?”

Por domingo 13 de abril, 2008

Hermanos y amigos que el Dios ver­dadero (Padre, Hijo y Espíritu Santo) les bendiga a todos, Mateo 28:19; en esta oportunidad hablaremos con el tema "Las instituciones religiosas no pueden ofrecer vida eterna y daremos algunas razones de ¿porqué?", esperando sea de gran edificación a todos los lec­tores que el Señor permita iluminar con este mensaje a luz de las Sagradas Escrituras como hasta ahora escribi­mos.

En primer lugar, no hay instituciones religiosas que hayan derramado su sangre en una cruz para el perdón de los pecados de nadie, esto sólo hizo el Señor Jesucristo. Mateo 26:28; 1ra. Juan 1:7.

En segundo lugar, no hay instituciones religiosas que hayan resucitado al tercer día demostrando su poder sobre la muerte como lo hizo el Señor Jesucristo. Mateo 28:1 al 20, Juan 11:25.

En segundo lugar, no hay instituciones religiosas sentada a la derecha del Padre celestial intercediendo por nadie, para el perdón de los pecados y responder las peticiones de sus seguidores en general, esto sólo lo hace el Señor Jesucristo. Marcos 16:19 y 20; Hebreos 4:14 al 16.

Bien, aclarado esto sabemos que la única persona que ofrece la vida eterna es el Señor Jesucristo dicho y demostrado por él mismo con su resurrección y por consiguiente para lograr la salvación eterna del alma hay que vivir de acuerdo a sus enseñanzas escritas en el Nuevo Testamento, según las propias palabras del Señor y escritas por sus discípulos en las siguientes citas bíbli­cas: "De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree el que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, más ha pasado de muerte a vida", Juan 5:24, esta cita es un compromiso que el Señor asume con quienes guardan u obedecen su palabra, de asegurarles la vida eterna al habr creído en él y su obra.

Hermanos y amigos, otra cita que también habla del poder del Hijo de Dios es la siguiente: "Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá", Juan 11:25, esto lo dijo hablando con una hermana de un difundo al cual el Señor resucitó llamado Lázaro.

Hermanos y amigos, la institución religiosa que ofrece la vida eterna el Señor Jesucristo, según la cida siguiente: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna", Juan 3:16. En esta cita vemos que Dios no envío una congregación religiosa o una institución religiosa, sino a su Hijo, como demostración de amor, para quienes crean él y le obedezcan, no se pierdan, porque hay perdición, sino que tengamos la vida eterna en el lado bueno, de los dos disponibles que hay. Adóralo si puede…

Ahora bien, el mismo Jesucristo para confirmar que él es el único que ofrece la vida eterna y no las instituciones regiliosas (Llámese como se llame), se predicó a sí mismo, cuando dijo: "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi", Juan 14:6, qué significa esto (Yo Jesucristo soy la religión verdadera, a mí que hay que seguirme, a mí es que hay que emitarme, a mí es que hay que obedecerme, Yo Jesucristo soy el único que ofrezco vida eterna). Amén.

Mis queridos hermanos y amigos, las declaraciones del Hijo de Dios demues­tran claramente que el perdón y la sal­vación es para todo aquel que se ar­repiente de sus pecados y se convierte a él, y no hay instituciones religiosas que puedan ofrecer lo que Cristo ofrece, ya que no hay instituciones religiosas que hayan resucitado al tercer día, que hayan derramado su sangre en una cruz para el perdón de los pecados de nadie, ni muchos menos sentadas a la derecha del Padre, intercediendo por sus seguidores, estas cualidades sólo las reune el Señor Jesucristo. Gloríficalo si puede… Hechos 3:19; Hechos 2:38; Hechos 4:11 y 12.

En este mismo orden de enseñanza, hay muchas personas que asisten a diversas instituciones re­ligiosas de cada año un día buscando solo la sanidad de sus enfermedades y esto es bueno, que buscan que Dios los prospere materialmente y esto es bueno y Dios en su misericordia lo hace, porque nos ama, pero no podemos pensar que con eso vamos a lograr la salvación, porque no debemos después que salimos del templo hacer y deshacer, porque Dios no quiere re­ligiosos de vez en cuando, sino que Dios quiere gente que obedezca a su Hijo y sus enseñanzas en todo lugar y en todo tiempo; Dios no quiere allante. Dios no quiere cristianos ocasionales; Dios no quiere gente que se deje engañar en instituciones religiosas donde no enseña su palabra impresa en la Biblia y no es que no podamos fallar un día, pero no debemos estar fallando y fallando, porque Dios espera que hagamos esfuerzo para obedecerle y él sabe si lo hacemos o no y más cuando él nos ayuda en la debilidad. Mateo 7:21 y 22.

Por otro lado, las instituciones religiosas son nece­sarias porque es un mandato de Dios que nos reunamos todos aquellos que le obedecemos o nos interesa obede­cerle con la finalidad de alarbarle con cánticos bíblicos, de que estudiemos las Sagradas Escrituras para ser bautizamos en las aguas, de que nos apartemos de todo mal y llevemos el mensaje a los que están desinformados acerca de la voluntad de Dios, pero teniendo claro que estamos siguiendo a Jesucristo a través de sus enseñanzas. Hebreos 10:25; Mateo 28:19 y 20.

¿Piensa usted que las instituciones religiosas ofrecen la vida eterna?

¿No le han dicho en la religión a la que asiste que sólo Jesucristo ofrece la salvación del alma?

¿Ha pensado arrepentirse y converti­rse al Hijo de Dios?

¿Cree que asistiendo un día a un templo y después que sale de ahí haciendo y deshaciendo va ha lograr la vida eterna?

¿No habrá que vivir de acuerdo a las enseñanzas del Señor Jesucristo en todo lugar y en todo tiempo?

¿Es usted cristiano sin leer la Biblia y de vez en cuando?

¿Sabía usted que sin santidad nadie verá al Señor?

Concluyendo, muchas personas están siguiendo instituciones religiosas y no al Señor Jesucristo, ni siquiera han leído sus enseñanzas escritas en el Nuevo Testamento, están siguiendo hombres y mujeres de arraigo religioso y esto es lo que promueven en sus predicaciones el nombre de la denominación y sus líderes humanos, y debe saber que las religiones y los líderes religiosos son necesarios, pero sólo cuando le hacen campaña al Señor Jesucristo, el único que ofrece el perdón y la vida eterna, de lo contrario podemos están perdiendo el tiempo y al final terminar desilucionados.

Así que, ya sabemos que ninguna insti­tución religiosa puede ofrecer la vida eterna y porqué, porque esto sólo lo da el Señor Jesucristo al que hay que aceptar y obedecer y recuerde que todo lo que dijo e hizo Cristo está escrito por Mateo, Marcos, Lucas y Juan en los primeros cuatro libros del Nuevo Testamento le recomiendo que los lea para que nadie le engañe y pida en oración: "Padre celes­tial dame tu Espíritu Santo para que me

enseñe y me ayude a comprender las Sagradas Escrituras en el nombre de tu Hijo amado Jesucristo es que te lo so­licitó". Amén.

Que el Señor nos bendiga y nos ayude…

Nota: Perseveramos en Jesucristo asistiendo a la Asamblea de Dios Central, ubicada en la avenida Duarte, Esq. Eusebio Manzueta, que dirigen los pastores José A. Oller y Nilka Mejía de Oller. Cultos los martes, jueves y sábados a las 7:00 P.M. y los domingos 11:00 a.m. Entrada gratis.

Autor es siervo de Jesucristo