Las malas palabras en política: causas y consecuencias

Por Carlos Luis Baron lunes 18 de junio, 2012

La chabacanería de algunos políticos dominicanos ha llegado tan lejos que ya en las diferentes Redes Sociales y Medios Audiovisuales, tales como Canales de Televisión, Radio y otros, han traspasado las fronteras de todos los países del planeta tierra y como tributo a estas acciones y expresiones se podrá recopilar y escribir un buen libro de cuentos político en la República Dominicana.

Desde el primer ensayo Democrático en la Isla caribeña, que se inició con el ajusticiamiento del tirano Rafael Leónidas Trujillo Molina en el año 1961, hasta la fecha, habíamos tenido personajes folklóricos de todas índoles; pero, como en estos últimos cuatrienios de la vida política dominicana, existe uno que le gana al mejor actor y humorista mejicano, que su verdadero nombre es Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes “Cantinflas”, quien fue un actor y comediante, ganador del Globo de Oro en 1957.

El humorista azteca ganador de una enorme popularidad con la interpretación de su personaje Cantinflas, un hombre salido de los barrios pobres que se originó del típico “Pelado”, expresión mejicana que describe a los pobres de esa nación.

El personaje político nuestro chabacano de nacimiento, ahora dice que el nombre de MVM, es una mala palabra, pero ¿hasta cuándo vamos a seguir soportando este murmullo opositor y deslenguado?

El cantinflesco personaje está asociado y en contubernio con parte de la crápula opositora y dividida desde hace mucho tiempo y que fue en el país la principal fuerza política nacional. ¡¡Cuánto daño le ha hecho este personaje a esa organización política y al país!!

Dicen algunos analistas, que su estilo de hacer política, disfrazado de “Llegó Papá”, fue el resultado de querer ocultar su propio nombre, por su desplazamiento que fue objeto en las lecciones celebradas en la República Dominicana en el año 2004 y que el país sufrió en carne viva las envestidas de ese mal gobierno en el cuatrienio 2000-2004.

Este señor aún no pretende despertar del letargo en el que se encuentra, tras haber sido derrotado nueva vez por la sabia decisión del Pueblo Dominicano, donde el Soberano libre y de forma masiva votó por la mejor propuesta para el país, en la cabeza del Licenciado Danilo Medina Sánchez y la Doctora Margarita Cedeño de Fernández.

Persistentemente busca un culpable para achacarle todos los elementos nocivos que le son inherentes a su persona y no es capaz de reconocer públicamente que su derrota definitiva como “político” se debió a él mismo y al séquito que le acompaña en sus inviables proyectos. Si revisamos los hechos, él mismo se ha definido, al emitir estas funestas declaraciones sobre MVM.