Las nuevas generaciones para un nuevo PRD

Por Carlos Luis Baron lunes 16 de julio, 2012

Una organización como el Partido Revolucionario Dominicano, con una trayectoria histórica, al servicio de los mejores intereses del pueblo dominicano, que ha encabezado los acontecimientos políticos mas relevantes en el proceso histórico de nuestro país, como un cuerpo que vive y se transforma, siguiendo las coordenadas de la Dialéctica, una organización como esta, debe renovarse, de manera que ese cambio Dialéctico debe estar fundamentado filosóficamente, bajo la concepción del transito de lo Cuantitativo a lo Cualitativo.

Cuando se habla de un nuevo P.R.D., se debe tener el convencimiento lógico, de que cada una de las transformaciones producidas en el seno de la organización, deben sustentarse en una idea de cambios objetivos, bajo los criterios reales de un desarrollo ideológico y político del partido, como una organización que avanza hacia la conformación de una estructura orgánica, propia de un verdadero Frente de Clases, al servicio de la patria y de las verdaderas conquistas del pueblo Dominicano.

Como en todo cuerpo viviente y en desarrollo, existen células, que después de cumplir su función biológica, son sustituidas por células nuevas, esa debe ser la realidad del P.R.D., esos dirigentes que por su edad y su desgaste biológico, debe dar paso a una nueva generación de hombres y mujeres, que pueden producir el verdadero desarrollo del partido, de cara a los nuevos tiempos. Pero esto no quiere decir que a estos viejos robles perredeístas se les aísle, no, sus ideas y sus grandes experiencias, deben ser utilizadas por esas nuevas generaciones de dirigentes, para su fortalecimiento y desarrollo político.

Existen muchos jóvenes, dignos representantes de esa generación nueva, los cuales están ansiosos de ofrecer sus energías y conocimientos, para que el P.R.D., se convierta en un verdadero partido de cuadros políticos y que se transforme en una verdadera escuela de formación de cuadros.. Hemos planteado desde mucho antes, que el nuevo P.R.D., no es cambiar una persona por otra, este cambio debe hacerse de manera profunda, con el criterio de un verdadero partido político sin anarquías, con Disciplina, con una verdadera fortaleza Ideológica

Se deben tomar en cuenta a muchos hombres y mujeres jóvenes para la consolidación de un nuevo P.R.D. y uno de esos hombres, joven y con una gran capacidad, tanto política como profesional y con una trayectoria de lucha, es el joven dirigente: José P. Raful, con un perfil excelente, lic. en Administración de Empresas, graduado en la Pontificia Universidad Madre y Maestra. Empresario en el área de los negocios; un joven emprendedor con apenas 28 años de edad, ejemplo para la juventud dominicana.

A pesar de tener todas las oportunidades para disfrutar su juventud, este ser humano de tan solo 28 años de edad, no ha querido dejar su país para explotar su potencial en otras latitudes, por su convicción de que esto debe cambiar, de ahí su compromiso con la sociedad; ha puesto sus conocimientos y preparación al servicio de los mejores intereses del P.R.D. y del pueblo dominicano. Durante la Campaña Electoral recién pasada, se desempeño como Coordinador de la Juventud del Poderoso Sector Externo, en la gran Región del Cibao. Ha ejercido las funciones de, Vice-: Presidente del Movimiento de Empresarios Chinos y Afines, (MECHIA). Además de Enlace del Movimiento Dominico-Chino, con influencia en Asia, Europa y Estados Unidos.

A pesar de pertenecer a una familia de origen Libanés, los Raful se han hecho sentir en la sociedad dominicana, desde: Abogados; Doctores; Empresarios y hasta en el aspecto Político. José P. Raful, lleva en su sangre el espíritu de servir a nuestro país y además lleva en sus venas la sangre de militantes perredeístas de trayectorias incuestionables, este afán del joven José P. Raful, de servir a nuestro pueblo desde una organización como el P.R.D., único partido con el cual identifica sus ideales, es la responsabilidad de una cadena familiar que reposa sobre sus hombros, una cadena familiar, pues tiene los Ejemplos de nuestro gran Poeta y Dirigente perredeísta: Tony Raful. También podemos señalar a la Dra. Sahira Raful y la Licda. Farides Raful, todos de la misma línea sanguínea, con diferentes parentescos..

La renovación del P.R.D debe estar sustentada en los ejemplos de jóvenes con vocación de servicio como José P.Raful, quien debe ser tomado en cuenta por el P.R.D., para ocupar cualquier cargo, por su capacidad, vocación y decisión como dirigente, dentro de su estructura orgánica, así podremos tener un nuevo partido y una nueva generación de cuadros políticos con gran capacidad para sacar a nuestro país del abismo en que se encuentra.

Hasta la Victoria Siempre..