Las personas se sienten más infelices en la mediana edad, según un estudio

Por admin martes 29 de enero, 2008

Londres, 29 ene (EFE).- Siempre se ha hablado de la crisis de la mediana edad, pero ahora un estudio ha demostrado científicamente, con datos de dos millones de personas de ochenta países, que los seres humanos se sienten más infelices en ese tramo de edad.

La investigación, que publicará en su próximo número la revista "Social Science & Medicine", pone de manifiesto cómo los niveles de felicidad e infelicidad siguen una pauta que se mantiene constante de forma extraordinaria en países de todo el mundo, desde España a Brasil, y según la cual los seres humanos sienten mayor felicidad en el principio y el final de la vida.

Esto trae consigo que los años intermedios sean los más tristes, según el estudio, desarrollado por la Universidad británica de Warwick y el Dartmouth College de Estados Unidos.

Los científicos han detectado que esa tendencia se repite en 72 países, entre ellos España, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Puerto Rico y Uruguay.

Pero, además, se da en países con una situación tan dispar como Finlandia, Irak, Japón y Tanzania.

Los autores del estudio, los economistas Andrew Oswald y David Blanchflower, creen que esa pauta en los niveles de felicidad procede de algo que ocurre en el interior de los seres humanos y no tiene que ver con el tipo de vida que se haya llevado, ni la clase de persona que se sea.

"Le ocurre a mujeres y hombres, a solteros y casados, a ricos y pobres, quienes tienen hijos y quienes no", nadie sabe por qué se produce tal coincidencia, explicó Oswald en un comunicado divulgado por la Universidad de Warwick.

Con un muestreo efectuado entre un millón de personas del Reino Unido, los investigadores han descubierto que, tanto para hombres como para mujeres, la probabilidad de sufrir una depresión alcanza su pico en ese país alrededor de los 44 años.

En Estados Unidos, sin embargo, han detectado una diferencia significativa por sexos: en los hombres, la infelicidad alcanza su punto máximo a los 50 años, mientras que en las mujeres llega cuando tienen alrededor de 40 años.

"Lo que causa esa curva en forma de U, y su configuración similar en diferentes partes del mundo desarrollado y, en ocasiones, en desarrollo, es desconocida. Sin embargo, una posibilidad es que las personas aprenden a adaptarse a sus fortalezas y debilidades, y hacia la mitad de su vida se sobreponen a sus sueños irrealizables", argumentó Oswald.

Para ese catedrático de la Universidad de Warwick, otra posibilidad es que la gente alegre "vive sistemáticamente más tiempo".

La tercera explicación del fenómeno es que los seres humanos, al conocer la muerte de otras personas de su edad, valoran más los años que les quedan.

Los investigadores han detectado que el cambio de tendencia hacia la felicidad se produce lentamente, no de un año para otro, y que la mayoría de la gente sólo se sobrepone de sus momentos bajos cuando ha cumplido los 50 años.

"Para cuando llegas a los 70, si estás en forma, te sientes por término medio tan feliz y mentalmente saludable como a los 20 años. Quizás el darse cuenta de que esos sentimientos son completamente normales en la mediana edad podría ayudar a las personas a sobrevivir esa fase mejor", apuntó el investigador. EFE