Las víctimas por la lluvias aumentan, miles siguen desaparecidos

Por domingo 9 de octubre, 2005

Miami, (EFE).- El número de víctimas mortales sigue aumentando en Guatemala mientras continúan las labores de rescate tras el temporal de lluvia que ha azotado a Centroamérica y México, uno de los más intenso de los últimos años. La cifra oficial de muertos en Guatemala se elevó hoy a 519, pero se teme que miles de personas estén soterradas en la comunidad de Panabaj, en el oeste de Guatemala, que fue sepultada por un alud de lodo y rocas causado por "Stan".

La aldea indígena fue declarada hoy "camposanto" para evitar epidemias.

Un miembro del consejo municipal de esa comunidad confirmó a EFE que la decisión fue tomada debido a que "no se puede seguir buscando más cadáveres" porque "no hay condiciones" para ello.

Según datos oficiales, 71 cadáveres han sido rescatados en ese sitio, 30 de ellos de niños, pero los vecinos aseguran que las víctimas pueden sobrepasar las 3.000 debido a que la mayoría de los habitantes se encuentran desaparecidos

Mientras tanto, la desesperación cundía hoy entre miles de personas que quedaron aisladas sin comida, medicinas y combustible en el departamento guatemalteco de Sololá, unas de las zonas más afectadas de Guatemala.

Ocho de las diez comunidades indígenas que rodean el lago Atitlán, uno de los más importantes centros turísticos guatemaltecos, en Sololá, están completamente incomunicadas por tierra desde hace días a causa de los daños causados en las carreteras por las lluvias, desbordamientos y aludes de lodo.

Las secuelas de la tormenta "Stan" han dejado 3,5 millones de personas afectadas en Guatemala y otras 89.675 reciben atención en los 280 albergues habilitados en todo el país.'

Las torrenciales lluvias originadas por sistema tropical también han destruido 1.291 viviendas y afectado a otras 5.225, mientras que las comunidades inundadas y con daños suman 421.

El Gobierno de Guatemala llamó hoy a todos los empleados públicos, excepto a los que trabajan en las instituciones que prestan servicios públicos esenciales, a que integren brigadas de ayuda para los damnificados.

En El Salvador, el país centroamericano más afectado después de Guatemala, el Comité de Emergencia Nacional (COEN) informó hoy de que las lluvias de la última semana asociadas al paso de la tormenta han dejado hasta el momento al menos 69 muertos.

La mayoría de las víctimas murieron sepultadas por aludes de tierra o arrastradas por corrientes de ríos desbordados.

En ese país, los evacuados ascienden a 71.461 y están repartidos en 537 albergues ubicados en centros educativos de todo el país.

Por otro lado, la erupción de piedras y cenizas del volcán de Santa Ana, situado a 50 kilómetros al oeste de la capital, dejó dos muertos el pasado 1 de octubre.

El presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, anunció hoy que su gobierno solicitará ayuda humanitaria durante la XV Cumbre Iberoamericana que se celebrará los próximos 14 y 15 de octubre en la ciudad española de Salamanca.

Saca confirmó en una rueda de prensa que no asistirá a la cumbre y que en su lugar estarán la vicepresidenta Ana Vilma de Escobar y el canciller Francisco Laínez.

Entretanto, en Honduras, afectada en las últimas horas por un nuevo temporal lluvioso, la cifra oficial de muertos se elevó a seis, mientras otra persona sigue desaparecida.

Las inundaciones causadas ayer, sábado, en la región sur por el desbordamiento de los ríos Choluteca y Nacaome dejaron unos 2.800 damnificados en los departamentos de Choluteca, Valle y Francisco Morazán, según un informe preliminar de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO).

Otras 190 personas resultaron damnificadas el sábado por un deslizamiento de tierra en Lepaera, en el departamento de Lempira fronterizo con El Salvador.

Las inundaciones del sábado provocadas por el desbordamiento de los ríos Choluteca y Nacaome, han afectado las localidades de Sabanagrande, Pespire, Nacaome y San Lorenzo y mantienen aisladas a más de 20 aldeas.

En Nicaragua, la Defensa Civil informó hoy de que las lluvias de los últimos días han dejado nueve muertos, 2.977 personas afectadas, 386 casas inundadas, 13 destruidas y 50 semi-destruidas.

Por su parte en México, el presidente Vicente Fox, anunció hoy que destinará más de 1.860 millones de dólares para la reconstrucción de la infraestructura dañada por la tormenta "Stan" en el sur de este país, donde murió una veintena de personas.

El mandatario hizo el anuncio al supervisar los daños causados por "Stan" en el estado de Veracruz.

Fox recorrió barrios inundados y asistió a una misa en el puerto de Veracruz, en el Golfo de México, por donde "Stan" entró el martes pasado al país como un huracán de categoría uno en la escala Saffir-Simpson.

"Stan" se disipó luego en las montañas de Chiapas al dirigirse hacia el oeste y causar quince muertos, según el Gobierno de Fox, y 24, de acuerdo con otras fuentes EFE