Leonel Fernández aboga por rescate de la UASD como expresión del orgullo de la dominicanidad

Por lunes 19 de diciembre, 2005

El Presidente Leonel Fernández aseguró este lunes que la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) es una de las expresiones del orgullo de la dominicanidad, en momentos en que entregaba el remozamiento del Auditorio del Alma Máter, la rectoría y la vicerretoría de este centro de estudios superiores a un costo de 500 millones.

Explicó que todos los grandes profesionales del país han salido de la UASD, siendo esto una expresión de la grandeza histórica dominicana, el ser egresado de esta alta casa de estudios.

El Primer Mandatario dijo que después de dotar de las infraestructuras necesarias que requiere esta institución, el próximo paso será retomar la investigación.

“Rescatar el orgullo uasdiano es rescatar el orgullo de la dominicanidad”, precisó el Presidente Fernández al inaugurar el remozamiento del Alma Máter de la UASD, donde acudió acompañado de la Primera Dama de la República, doctora Margarita Cedeño de Fernández.

En otro orden, dijo que las universidades públicas en América Latina perdieron su espacio de preminencia científica e intelectual, porque no entendieron el proceso de apertura democrática que estaba sucediendo en el momento.

Destacó que la producción científica y tecnológica pasó a ser ocupada por las universidades privadas, pero que las estatales siguen siendo un centro importante para la discusión y la producción del conocimiento, con la trascendencia social de que a esos recintos de estudios superiores acuden los más pobres.

“El fenómeno de movilidad social ascendente que ha tenido la República Dominicana de 1961 a la fecha, después de la muerte de Trujillo a la actualidad, se ha debido fundamentalmente a la Universidad Autónoma de Santo Domingo.Muchas familias de este país no habrían salido de la pobreza, ni habrían progresado socialmente, si sus hijos no habrían salido de la Universidad Autónoma de Santo Domingo”, aseguró el Presidente de la República y al mismo tiempo se ponía como ejemplo.

El doctor Fernández señaló que el Gobierno que preside está rescatando la universidad del Estado para que pueda estar a la altura de las demás y dijo que las personas pueden progresar, pero que sólo hay una forma de hacerlo, es estudiando y preparándose.

Recordó sus años de estudiante y docente en la alta casa de estudios y expresó el alborozo que sentía al ver la majestuosidad de las edificaciones de la actual Universidad Autónoma de Santo Domingo.

En la ceremonia habló el rector de UASD, doctor Roberto Reyna, quien dijo que el ingente esfuerzo gubernamental, representa la visión que tiene el Presidente Fernández con respecto a la educación superior, lo que constituye un reforzamiento para la consolidación del liderazgo de esta casa de estudios, no sólo en el territorio nacional, sino en el ámbito caribeño y latinoamericano.

“En el presente, esta es la tercera vez en la que en tan sólo siete meses, hemos tenido las gratas ocasiones de contar con la presencia del Presidente de la República en los recintos de la UASD. El pasado 18 de mayo, fue inaugurada la Ciudad Universitaria en Santiago, finalizada en tiempo record, el pasado nueve de noviembre se entregó a la UASD y al país la Biblioteca más hermosa y moderna de América Latina y hoy estamos recibiendo el más hermoso y moderno auditórium de la República, así como los edificios de la rectoría, vicerrectoría y salón museo universitario”, destacó Reyna en su discurso.

De su lado, el director de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, ingeniero Félix Bautista, dijo que el conjunto de obras que se levantan en la universidad estatal tienen un monto superior a los 4 mil millones de pesos.

Anunció la remodelación de las facultades del edifico central y de las extensiones provinciales de la universidad, así como una subestación eléctrica para garantizar la energía al recinto y un parqueo para mil vehículos.

El Aula Magna fue amueblada con butacas de fina piel española, se recubrió el techo con madera y se combinó con paneles y alfombras para definir la acústica, se instaló un moderno sistema de audio de seís mil vatios distribuidos en 38 bocinas de alta fidelidad y otro de traducción simultánea que permitirá al auditorio escuchar las conferencias en dos idiomas en adición al lenguaje del conferencista

La reconstrucción de la obra estuvo a cargo de la ingeniera Iris Santana y los arquitectos Rafael y Celina Ortiz.

Estuvieron presentes el secretario administrativo de la Presidencia, licenciado Luis Manuel Bonetti, las secretarias de Educación y de Educación, Ciencia y Tecnología, licenciadas Alejandrina Germán y Ligia Amada, el secretario de la Juventud, Manuel Crespo y monseñor Agripino Núñez Collado, quien hizo la invocación religiosa.