Licey completa el regreso y va a la final con las Águilas

Por jueves 18 de enero, 2007

La serie final del torneo de béisbol profesional 2006-2007, que comienza este sábado en Santiago, será celebrada entre Las Águilas Cibaeñas y los Tigres del Licey, luego que la escuadra azul lograra la noche de este miércoles su boleto a la última fase del evento al vencer de manera fácil a los Gigantes del Cibao 7-2, en partido celebrado en el estadio Julián Javier de San Francisco de Macorís.

Con su pase a la final del torneo otono-invernal los bengaleses completan un regreso excitante y satisfactorio para su fanaticada, que en un momento veía lejos las posibilidades de su clasificación.

El regreso del Licey contrasta con el desplome que experimentó en la etapa crucial el equipo de los Gigantes, que comenzó de forma indetenible el penúltimo tramo de este torneo, manteniéndose casi siempre liderando la serie, y cuando no, empatados en el primer lugar con las Águilas.

Sin embargo, su derrota vergonzosa a costa de los desinteresados Toros del Este, el pasado martes, fue para los Gigantes una estocada que terminó de convertirse en mortal anoche tras caer derrotados del Licey, en su propia casa.

En el encuentro los bates gigantes no estuvieron a la altura de toda la temporada, contrario a los liceístas que sí fueron oportunos a la ofensiva, descatándose un grand slam de Carlos Ruiz que le puso “la tapa al pomo”.

Los Tigres abrieron la “caja registradora” 1-0 en el cuarto episodio con hit impulsador de Napoleón Calzado que trajo al plato a José Bautista, quien había tomado la intermedia con doble.

En la misma entrada, hits consecutivos de Eric Aybar y José Oferman con corredores en circulación los liceístas añadieron dos carreras más a su cuenta que puso la pizarra 3-0.

En la parte baja del primer episodio hubo asomo de una trifulca entre los jugadores de ambos equipos cuando un lanzamiento del pitcher del Licey rozó la anatomía del infilder Wilson Valdez, provocando que se vaciaran las bancas. Pero no pasó de ahí.

Similar situación volvió a repetirse en la parte alta de la octava entrada, cuando un lanzamiento le pasó cerca al bateador José Bautista, pero esta vez el amague de trifulca se materializó y hubo empujones y trompadas entre jugadores de ambos equipos.

Los Gigantes fabricaron su primera carrera en el quinto inning con línea de fly conectada por el importado Nick Gorneaut impulsando en pisa y corre desde la tercera a Víctor Méndez.

La escuadra de San Francisco de Macorís acercó en el marcador 3-2 al anotar una más con cuadrangular solitario de Nelson Cruz en la sexta entrada.

Pero en la octava entrada la ofensiva azul se volvió a alejar en el marcador por jonrón con las bases llenas de Carlos Ruiz que puso el juego de un lado 7-2.