¡Lo exigible!, no sólo figura física y maquillaje

Por Carlos Luis Baron lunes 19 de marzo, 2012

Hace un tiempito, un gran amigo que dirige una escuela comunicación en el país, nos pidió, en nuestra condición de profesor universitario, y “pichón” de articulista en algunos medios digitales nuestros, dictar una pequeña charla sobre cultura general a parte de sus estudiantes, principalmente damas, aspirantes a trabajar en la radio y la televisión.

Al abordar el tema sobre los más connotados artistas y pintores clásicos, reconocidos a nivel mundial, se nos ocurrió preguntar a los presentes sobre el autor de una de las obras más admiradas y valoradas en todos los escenarios del arte, “La Gioconda” – La Mona Lisa -, a lo cual, una sola joven, muy elegante por cierto, contestó que, “según las informaciones que ella tenía, había sido un pintor mejicano, fallecido no hace mucho tiempo”. La verdad es que, nos dejó estupefacto.

Pero además, eso no causó entre sus compañeros presentes ninguna reacción; pues al parecer, aceptaron como muy valedera la desafortunada respuesta. Y eso, que estábamos compartiendo con personas que se encontraban también cursando estudios a nivel superior, lo que más deprimente aun hacía el nivel de ignorancia ostentado.

Recordamos en esos precisos instantes, los disparates que respondieron algunas de las aspirantes a ser elegidas como “Miss Universo”, en uno de esos certámenes de belleza, cuya mayor connotación es lo comercial, utilizando como instrumentos a ostentosas damas, sólo con apariencia física innata, o refinada a través de cirugías corporales, en su gran mayoría; pero, muy escasas de formación académica y de cultura general. Fue una situación muy desagradable que se presentó en aquel evento, de la cual se hicieron eco casi todos los medios digitales, por lo que tuvo trascendencia máxima.

Precisamente, reparamos con atención en una publicación a dos páginas que hizo el periódico “Diario Libre”, en su edición de fecha 24-2-12, en que aparecieron las fotografías de unas 36 jóvenes nacionales (por provincia del país), incluyendo algunas extranjeras, respecto de la celebración del concurso, “Miss República Dominicana Universo 2012”, a los fines de que sea escogida la candidata preferida, marcando a través del medio electrónico señalado, para convertirla en una de las semifinalistas de ese certamen.

La gran pregunta que se desprende en primer lugar de esa solicitud es, ¿se podrá seleccionar previamente a una de esas jóvenes, a partir de sólo conocer sus maquillados rostros? Por otro lado, ¿y sobre las demás condiciones que se deben reunir, qué hay? Pues, para escogencias de esa naturaleza, no sólo lo físico debe contar; se tienen que tomar otros aspectos en consideración, que resultan imprescindibles, para no correr el riesgo de seguir pasando vergüenzas en esos ostentosos escenarios de selección, con trascendencia a nivel de muchas latitudes.

Que se publiquen también sus prontuarios académicos; y que se hable sobre sus actividades conexas culturales. ¡Se tendría entonces una mejor base para elegir!