Lo que dije de Hipólito en el 2011

Por Carlos Luis Baron jueves 17 de mayo, 2012

“En el mes de noviembre del 2007, escribimos una serie de artículos, en total 4, con el titulo de PRD, golpe de estado y las escaramuzas políticas anticipadas. Cuando terminé el primero de esos artículos – el Ing. Miguel Vargas era el candidato de ese partido – dije lo siguiente: en el siguiente artículo trataremos el por qué el PRD, de seguir en la dirección del vector político de su discurso, se desplomará antes de sonar la campana que dará inicio oficial al proceso eleccionario para elegir el presidente en la República Dominicana el 16 de mayo del 2008. Y yo dije en ese mismo mes, pero del 2011, que PAPÁ iba por el mismo camino”

Leímos el año pasado en varios periódicos la nueva de PAPÁ: decían que él estaba más afuera que en el país, por asuntos médicos, que sus asesores no querían que hablara porque cada vez que lo hacía creaba problemas en su campaña, …, en fin, un sin número de “excusas sabias” de su campaña- sobre el que no dejaría que le hieran COCA en mayo del 2012. ! Pero bueno!, y es que estamos en las décadas de los 60s, 70s, …Yo pensaba que ese era un discurso ya olvidado del pasado.

Era notable observar que las encuestas – Danilo Medina no había sido proclamado – daban ganador al Ing. Hipólito Mejía con un margen considerable; pero resulta que ahora su candidatura se ha diluido de una manera vertiginosa, según todas las encuestas, y es corroborado con el calentamiento de su discurso de confrontación con todos los poderes de estado, incluyendo la JCE. Esta accionar lo sitúa en una posición defensiva en el escenario electoral, contrario a lo que sucedía antes de diciembre del año pasado…

En el mes de noviembre del 2007, escribimos una serie de artículos, en total 4, con el titulo de PRD, golpe de estado y las escaramuzas políticas anticipadas. Cuando terminé el primero de esos artículos – el Ing. Miguel Vargas era el candidato de ese partido – dije lo siguiente: En el siguiente articulo trataremos el por qué el PRD, de seguir en la dirección del vector político de su discurso, se desplomará antes de sonar la campana que dará inicio oficial al proceso eleccionario para elegir el presidente en la República Dominicana el 16 de mayo del 2008. Y yo dije en ese mismo mes, pero del 2011, que PAPÁ iba por el mismo camino.

Para sustentar mis aseveraciones recurrir a estadísticas del gobierno de Hipólito Mejía, algunas muy puntuales de la CEPAL, las cuales comparamos con los gobiernos de PLD, y sobre todo el accionar político y de campana de ese grupo del PRD.

En aquel entonces, sucedió que entrando a enero del 2008, antes de la JCE dar inicio a la campaña, ya el PRD y el Ing. Miguel Vargas M. tenían perdidas las elecciones.

Y porque? Lo que le está pasando a Hipólito Mejía y a su candidatura ahora, que no es la de del PRD de hoy, es algo muy similar a lo que sucedió en las elecciones de 2008, porque ellos no revisan, ni reconocen los errores del pasado. De seguir ellos en ese vector, como dije en noviembre del 2007, ha mediado del mes de enero nunca más le verán la placa al Mercedes-Benz de Danilo Medina.

Tenemos que reconocer que con la situación económica y social que vive el país en estos momentos, fruto principalmente de la crisis sistémica del capitalismo, cualquier estrategia de campaña electoral puede ayudar o empujar una candidatura, si es actualizada, inteligente y consistente; pero eso no es lo que ocurren con Hipólito Mejía, que todavía está en el siglo pasado, en los años 60, 70 y 80. Además de la gran división inmanejable de ese partido.

No hay que decirles a ustedes lo que representa el PRD – económica, social y políticamente – para quien en estos momentos es su presidente y dueño. El promocionar una iniciativa de unidad con quien desea arrebatárselo y ser su dueño es muy difícil, para no decidir imposible. En todo caso el candidato del PRD está apostando a la casualidad y con malas herramientas.

En una estrategia de campaña política similar a la del pasado, dirigida por un partido desactualizado y desconectado de su papel en este sistema, no sería difícil decir cuales serian sus próximos movimientos: en el 2006, los que están dirigiendo la campaña de Hipólito Mejía, dieron apoyo público e irracional a las declaraciones inapropiadas de la embajadora de España, María de Almudena Mazarrasa, quien afirmó que en la República Dominicana no existían garantías jurídicas para la inversiones extranjeras y citó entre los principales problemas las violaciones a las leyes, a los contratos y la corrupción. Este apoyo del PRD ocurrió a finales del mes de agosto del 2006, y luego la misma embajadora y el gobierno español se disculparon de lo mismo, no así el PRD que al parecer no pensó en a las consecuencias diplomáticas que esto envolvía y en especial de su papel como partido con compromiso de estado y de nación soberana.

Otro error grave políticamente – hablamos próximo a las elecciones de mayo del 2008 – lo fue el apoyo, también irracional e innecesario, a una huelga general – debieron dejársela a los que no son partidos del sistema. Decimos estos, porque si el gobierno estaba obrando mal, las elecciones próximas eran un buen momento para sustituirlo con sus propuestas.

Hago mención aquí de huelga general, porque no fue una casualidad lo de la recién frustrada huelga de camioneros, la cual es otro ejemplo de su estilo de hacer proselitismo.

El PRD, también apoyo de manera encubierta a un documento público de unos ex generales, en el que daban cuenta de planes o “asomos” de alterar los resultados de las elecciones de mayo del 2008. Tomen nota de esto que es lo mismo de ahora.

Los estrategas del PRD – los mismo de ahora – tuvieron el tupe de aconsejar, como así sucedió, la presentación en un programa del PRD a esos generales. Y ustedes saben cuáles fueron las reacciones de los mandos militares, la Junta Central Electoral, las Iglesias y la sociedad toda: un rechazo unánime.

Pero no conforme con eso, su Secretario General, Licdo. Orlando Jorge Mera, declaró que su partido iniciaría una campaña internacional antes la Organización de Estados Americanos (OEA), la Internacional Socialista y otros foros para denunciar el uso y abuso de recursos del erario que se estaría haciendo desde el Gobierno en la campaña reeleccionista del 2008.

Creo ayer, el propio Hipólito Mejía y su equipo fueron citado a la JCE para que presentara pruebas de denuncias similares; sin embargo no asistieron y dejaron plantado a los representantes de la OEA y de la misma JCE.

Fíjense – son los mismos – que hay un patrón que lo identifica por actuar al margen de su papel institucional y las leyes del país, lo cual han generado eventos políticos artificiales de mucha gravedad, como los que les hemos mencionado.

No está demás hacer mención aquí, porque también estuvo relacionado a esos eventos, el golpe de estado denunciado en aquel entonces por el ex guerrillero Claudio Caamaño, quien en ese momento no estaba en el ruedo del proselitismo electoral de esas elecciones del 2008, pero que si estaba bien informado de los movimientos militares del país, por su vivencias anteriores y por tradición familiar; lo cual reflejaba, sino un plan acabado, la existencia de propósitos descabellados, generados por la inmadurez de algunos dirigentes políticos de ese partido, con costumbre de activismos políticos encuadrados en épocas y situaciones totalmente diferente a las que hoy vivimos.

Los resultados de esos grandes errores de los asesores del PRD, en aquella campaña, fue la retirada y repliegue total de todo su accionar político en ese momento, a tal punto y por temor las fuerzas concentradas y natural del estado, que se vieron forzado a distanciarse públicamente de tales apresto. Pero aun distanciándose fueron triturado y aniquilado de forma natural por la fuerza de la sociedad que vivimos y su estado.

Porque sabemos que ellos van a denunciar fraudes y golpe de estado, como ya está sucediendo, nos hemos permitimos hacerles este breve recuento histórico de lo que paso en las elecciones del año 2008, y cuáles fueron sus comportamientos políticos; porque ya es una costumbre el que ellos actúen de esa manera, y el deber de todos en el país es evitar que de ellos se desprendan situaciones inmanejables que den al traste con los logros que con dificultades hemos logrado en estos últimos años.