Lo que usted debe saber

Por Carlos Luis Baron martes 13 de marzo, 2012

“Maldito el hombre que confia en el otro hombre”…Jeremias 17:5…Sea Dios veraz y todo hombre mentiroso dice la biblia en el libro de Romanos 3:4. Estas palabras me traen a la memoria, la lucha que tienen y han tenido los lideres de la comunidad Dominicana por abrirse paso en el ambiente político de esta gran Ciudad del Estado de New York.

En esta lucha, los puertorriqueños, siempre han tratado de hacer todo lo posible por abrirles las puertas y ayudarlos en sus luchas.

Fué en el año 2000 después del Censo Federal que los puertorriqueños , Roberto Ramirez, Jose Rivera y Mike Nieves, se sentarón y crearón un distrito especial para que el dominicano Guillermo Linares lo ocupara y fuesé el primer Dominicano que llegasé al Senado Estatal.

Jose Rivera esperaba, que todos los líderes dominicanos pondrián a un lado sus intereses personales y como buenos dominicanos se unirian a Guillermo Linares en sus aspiraciones de llegar a ser no solo el primer Consejal dominicano sino continuar haciendo historia tambien como el primer dominicano Senador.

¡Que tristeza y que enorme desilución¡ especialmente para Guillermo Linares, al contemplar muchos de los líderes dominicanos que hoy claman por una representación en el Congreso, ser los primeros que lo abandonarón y se fueron hacer campaña por Eric Schneiderman, contra un dominicano.

Esta no es la única vez, que los líderes puertorriqueños se unen para ayudar a los dominicanos a progresar en el campo politíco de NewYork.

Usted debe saber que todos los oficiales puertorriqueños electos a oficinas públicas (excluyendome a mi) se unierón a favor de Jose Peralta contra Hiram Monserrate, ayudando a que Peralta llegase hacer el primer dominicano en el Senado Estatal.

Cuando el Senador Eric Schneiderman, se convirtio en el Fiscal General del Estado, nuevamente los puertorriqueños se unierón para elegir a Adriano Espaillat como el segundo Senador de origen dominicano.

En esa ocasión hay que darle el crédito y reconocer la incesante, intensa y positiva participación del Presidente del Condado del Bronx, Rubén Díaz, Jr., al lograr que los líderes judios de Riverdale en el Bronx se unieran a Espaillat en contra de uno de los de ellos. Sin este respaldo judio Espaillat nunca hubiera ganado.

Otros puertorriqueños, entre ellos Jose Rivera fueron los responsables de escoger y respaldar a Nelson Castro para que fuese Asambleista en un distrito que antes era representado por el puertorriqueño Luis Diaz.

Los puertorriqueños han sido instrumentales en recomendar y respaldar dominicanos como jueces de las Cortes Suprema, Criminal y Civil en el Condado del Bronx.

Usted también debe saber que aún el lugar que yo mismo ocupo; no fue a mi al que originalmente el liderato puertorriqueño escogio. Fué a la dominicana Raysa Castillo la que Jose Rivera y Roberto Ramirez escogierón sobre mi persona para correr contra el Senador puertorrqiueño Pedro Espada. Cuando la Sra.

Senatorial 32 del Condado del Bronx