Locomotora Chavista derrota neoliberales, empobrecen, saquean Oro y Petróleo

Por El Nuevo Diario lunes 15 de abril, 2013

Las riquezas del Caribe han sido fundamentales para el desarrollo capitalista mundial, mas de 500 años atrás sembraron la división, esclavitud dejándonos secuelas de miseria.

El oro, según relata el Padre Las Casas un aborigen llamado Hatuey, luego de la matanza de Jaragua, se traslado al oriente cubano organizando a los nativos bajo la consigna a quisqueya han llegado hombres blancos cuyo dios es el oro, en su nombre violan nuestras hijas, mujeres y matan.

Quisqueya, fue la isla que sirvió de plataforma colonialista y conquistadora de España.

Durante más de 400 años los colonialistas eliminaron más de 90 millones de americanos que le resistieron.

Los criollos mestizos de europeos, negros, aborígenes y africanos parieron el germen de la independencia, arriesgando riquezas y sus vidas.

Fidel Castro llega, encendió la chispa revolucionaria, enfrentando los colonialistas saqueadoras del petróleo y oro nuestros.

Paradigmas nuevos llegan al mundo valorizando la cultura, el conocimiento y la solidaridad como la mayor riqueza del hombres superando las épocas en que los tiranos y presidentes eran capataces en nuestras naciones, instalando crímenes, robo institucionalizado de nuestros recursos naturales.

La segunda ola liberadora es la alianza Fidel y Chávez, derrotando los tratados de libre comercio para las Américas-ALCA-, que abrían nuestras fronteras a la privatización y destrucción de los rubros de producción nacional.

Nacen ALBA, PETROCARIBE, MERCOSUR, UNASUR, CELAC, creando una nueva arquitectura económica, social, política, antropológica, cultural, ambiental, científica que unifican América latina y el Caribe.

Venezuela regresó el oro y tomó dominio de su petróleo y lo puso al servicio de nuestros países y a más de 2 millones de norteamericanos que le faltaba la calefacción.

El neoliberalismo quema el estado de bienestar de las antiguas metrópolis colonialistas, les disminuye la salud, los niveles de vida, pierden los empleos, sus hogares cientos de miles viven en estaciones de trenes, puentes y calles.

Hoy, ante el féretro de Margaret Tacher, la llamada Dama Hierro, madre del neoliberalismo, aquella de la guerra de las Malvinas argentinas, miles de ingleses protestan acusándola de ser responsable de su empobrecimiento.

El fallecimiento de Hugo Chávez millones de seres humanos en todo el mundo y en su país le rinden honor, agradeciendo colaborar en sacar de la pobreza 40 millones de latinoamericanos y reivindicar el decoro y nuestras riquezas, uniéndonos en una cadena solidaria y de progreso.

El triunfo de Maduro es un eslabón más de victoria de latinoamericana y el Caribe.

La guerra neoliberal y neocolonialista continuará con nuestros países, desde Madrid, Londres, Otawa. Miami y Washington, con el apoyo de Guacaragarix y seudos izquierdista que conspiran contra la liberación de nuestros pueblos.

Juntos podemos.