Los Clippers consolidan el liderato y los Lakers son últimos

Por lunes 21 de noviembre, 2005

Houston (EEUU), 21 nov (EFE).- La realidad deportiva que se vive en Los Angeles presenta la gran ironía que por primera vez en la historia del baloncesto profesional de la NBA Los Angeles Clippers, el equipo perdedor por tradición, es líder destacado, mientras que la dinastía de los Lakers ocupa el último lugar.

Los Clippers añadieron otro triunfo al mejor comienzo de temporada en su historia al derrotar por 113-101 a los Warriors de Golden State.

Con el triunfo los Clippers lograron ponerse con marca de 8-2, el mejor comienzo del equipo en sus 36 años de historia, además de empatar para el mejor récord de la Conferencia Oeste con los Spurs de San Antonio.

"Tenemos jugadores que saben ganar", comento el alero de los Clippers Elton Brand. "Estamos jugando como equipo ahora y por eso podemos competir con los Spurs".

Brand, quien logro 32 puntos y 10 rebotes, volvió a convertirse en líder del ataque de los Clippers, que tuvieron a cuatro jugadores en doble figura.

Los escoltas Corey Maggette y Cuttino Mobley también lograron anotar mas de 20 puntos antes que finalizase el tercer cuatro, contribuyendo a una ventaja de 17 tantos al final del periodo.

Para los Warriors, el escolta Baron Davis consiguió 21 puntos y 13 asistencias, pero no fueron suficientes para evitar la derrota frente a la defensa de los Clippers, la cual no les permitió bajar la ventaja a menos de 12 puntos en los últimos minutos.

El escolta estrella de los Lakers, Kobe Bryant, anotó 43 puntos, pero Chris Duhon de los Bulls logró 11 de sus 21 puntos en el último periodo y el equipo de Chicago venció 96-93, en el duelo de ex dinastías de la NBA.

Los Lakers sufrieron su segunda derrota consecutiva y dejaron su marca en 4-6 para mantenerse en el último lugar de la División Pacífico de la Conferencia Oeste, empatados con los Kings de Sacramento.

Bryant estableció su mejor marca individual en lo que va de temporada al superar los 42 puntos que tenía desde el partido contra los Knicks de Nueva York del pasado miércoles y empató la de la NBA, que estaba en poder del escolta de los Wizards de Washington, Gilbert Arenas.

Los Bulls rompieron una racha de tres derrotas consecutivas y pusieron su marca en 4-5.

El maleficio de la derrota se mantuvo para los Grizzlies de Memphis en su visita al Pepsi Center de Denver, donde perdieron por 99-83 frente al equipo local de los Nuggets, que ganaron el tercer partido consecutivo.

A pesar de la gran actuación del ala-pívot español Pau Gasol, que logró 24 puntos y 12 rebotes, los Nuggets fueron superiores a los Grizzlies como equipo y también tuvieron la combinación perfecta del Carmelo Anthony y Marcus Camby al conseguir 21 tantos cada uno.

La derrota fue la decimosexta consecutiva que sufren los Grizzlies en sus visitas al Pepsi Center, donde no ganan desde el 18 de noviembre de 1997 cuando se impusieron por 100-87 y tenían la sede en Vancouver (Canadá).

Anthony confirmó que ha vuelto a centrarse en su juego y aportó 10 rebotes con dos asistencias, mientras que Camby estuvo intratable bajo los aros al conseguir 21 rebotes y poner cinco tapones para dejar a los Grizzlies con sólo un 37,2 por ciento de acierto en los tiros de campo.

La ausencia del escolta estrella Tracy McGrady, lesionado en la espalda, y el acierto del alero Ron Artest fueron las claves que permitieron a los Pacers de Indiana ganar 85-74 a los Rockets de Houston y conseguir su segundo triunfo consecutivo.

La derrota fue la tercera consecutiva para los Rockets, que demostraron la falta de consistencia y acierto en el ataque, sin que pudiesen superar los 80 puntos cuando no juega McGrady.

Artest se consolidaba como el líder del ataque de los Pacers para ser la figura en el cuarto periodo con 4-4 en los tiros a canasta y concluir el partido con 24 puntos, cinco rebotes y tres tapones.

El pívot chino Yao Ming con 24 puntos, 13 rebotes y cuatro tapones fue el mejor jugador de los Rockets, pero tampoco brilló en el ataque porque sólo anotó ocho canastas de 21 intentos.

Las jugadas claves en los últimos minutos protagonizadas por el base Luke Ridnour permitieron a los SuperSonics de Seattle ganar 106-104 a los Kings de Sacramento, en el duelo de equipos de la Conferencia Oeste.

Los SuperSonics lograron su tercer triunfo consecutivo y por primera vez esta temporada consiguieron marca positiva de 5-5, después de haber perdido dos de cuatro partidos fuera de su campo.

El escolta Ray Allen volvió a ser imparable en el ataque con otro gran partido al anotar 21 de sus 28 puntos y siete asistencias en la segunda parte.

Por los Kings, el alero serbio Peja Stojakovic y el escolta Mike Bibby anotaron 25 puntos cada uno, pero no pudieron evitar la derrota y romper una racha de dos triunfos consecutivos.

El alero Chris Bosh lideró a los Raptors de Toronto con 27 puntos, 12 rebotes y llevó al equipo a su primer triunfo en la temporada al vencer 107-94 a los Heat de Miami.

Los Heat (6-4), líderes de la División Sureste de la Conferencia Este, vieron rota su racha de cuatro triunfos seguidos, mientras que los Raptors (1-9) detuvieron una marcha negativa de nueve derrotas seguidas, la peor marca en los 11 años de historia del equipo.

Los Heat se vieron liderados por Dwyane Wade, con 33 puntos y nueve asistencias y el reserva Antoine Walker aporto 15 tantos.

El base Stephon Marbury anotó 27 puntos, su marca más alta en la campaña, y los Knicks de Nueva York vencieron 103-92 a los Trail Blazers de Portland, con lo que el entrenador Larry Brown logró su primera victoria en el Madison Square Garden. EFE