Los desacuerdos y acuerdos del PRSC

Por El Nuevo Diario miércoles 31 de octubre, 2012

Es mucho de lo que se ha escrito del PRSC luego de la partida del Dr. Joaquín Balaguer, y como en cada contienda interna afloran las fracciones y desavenencias impidiendo así una participación electoral digna. Ya la opinión pública al transcurrir varios procesos electorales, no distingue entre quienes se fueron y quienes se quedaron, y los que nunca se han ido, porque para ello habría que hacer un ejercicio mental que podría dejarlos exhaustos y cometer variaciones sobre el rol político de estos tres grupos, ya que no se podría señalar con precisión quien estaría haciendo más daño a la organización.

Y es que los desacuerdos a lo interno se deben esencialmente sobre quien me garantiza una pequeña porción del pastel u/o cuota de poder, y la dirigencia de base se mueve sobre las pautas que rige cada cabecilla de grupo.

Los desacuerdos se manifiestan regularmente en tres niveles: para dirigir los organismos de base, en la cúpula dirigencial, y en los procesos a cargos electivos. Esta situación ha hecho que el organismo compuesto de trece personas no pueda sentarse a deliberar sobre el futuro de la organización, ya que es imposible aplicar la regla elemental que rige el debate de las ideas y que lleva por nombre: soberana mayoría.

Con los acuerdos tampoco nos ha ido bien, la alianza rosada benefició un grupo y tampoco tuvo método de elección diáfano de nuestros candidatos propuestos al PRD, posteriormente el buque insignia de Santiago de los caballeros hundió la posibilidad de logar mayor cantidad de ayuntamientos a favor de nuestro compatriotas.

Por otro lado la Liga Municipal Dominicana, forma parte desde hace tiempo de un acuerdo a favor de la gobernabilidad, y el donador contantemente nos la estruja en la cara cuando pedimos mayor participación en las arcas del estado, aunque desde el punto de vista reformista ha servido para poca cosa, ya que en dicha institución solo tienen cabida los brabucones y Tígueres que son los que pueden conseguir alguna ayudita.

El último acuerdo no fue un acuerdo; lo que si puedo decir es que los que hicieron el actual acuerdo, cuando estuvieron fuera del partido, hicieron un buen acuerdo. Ahora parece que la concertación solamente sirvió para ayudar a ganar… y no a gobernar….