Los dueños aprobaron de forma unánime nuevo acuerdo antidopaje

Por jueves 17 de noviembre, 2005

Milwaukee (EEUU), 17 nov (EFE).- Como se esperaba los dueños de los equipos de las Grandes Ligas aprobaron hoy de forma unánime el nuevo acuerdo sobre dopaje al que llegaron con el sindicato de jugadores, quienes también tendrán que ratificarlo.

A pesar que se endurecen las sanciones con el nuevo acuerdo antidopaje, el mismo logrado en base al descubrimiento de los laboratorios BALCO, las denuncias del ex pelotero cubano José Canseco, la presión del Congreso y la opinión pública, no da solución al grave problema del dopaje dentro del béisbol.

Mientras el comisionado del béisbol, Bud Selig, trata de vender como un "gran éxito", la realidad es que el deporte pasatiempo nacional evitó que el Congreso le impusiese una legislación mucho más efectiva y orientada a solucionar de verdad el problema del dopaje.

La legislación común que buscan los congresistas para todos los deportes profesionales en Estados Unidos es la misma que se utiliza en el resto del mundo y en la competición olímpica.

La misma establece una suspensión automática por dos años a los deportistas que den positivo por primera vez y de por vida para la segunda.

Con el nuevo acuerdo del béisbol, como sucede en las otras ligas profesionales de la NFL, NBA y NHL, lo que se hace con la primera violación es darle una suspensión de sólo un cuarto de competición de la temporada regular.

Se les una segunda opción de cometer otra violación para que estén fuera algo más de la mitad de la temporada y sólo en la tercera es cuando se les suspende de por vida, con posibilidad que el comisionado pueda reconsiderar su reintegración a la competición.

Aunque se ha establecido que sea un administrador independiente el que observe los controles, los especialistas en antidopaje aseguran que no es tampoco la fórmula más válida para asegurar un proceso de máximo rigor.

Además el nuevo acuerdo ha llegado no por iniciativa de la oficina del comisionado, los dueño y muchos menos el sindicato de jugadores sino porque era la opción que menos daño les podía hacer a sus intereses de todas las que tenían sobre la mesa, después de descubrirse que algunas de las grandes estrellas consumieron esteroides.

"Decir que estamos felices, no describe realmente lo que sentimos", declaró Selig. "Estamos muy complacidos con el acuerdo y deleitados con todo lo que se ha logrado".

El próximo paso corresponderá a la directiva del sindicato, que se reunirá entre el 5 y 9 de diciembre en Nevada, para determinar si los peloteros en pleno deben votar para ratificar el acuerdo ó que la junta lo haga.

Lo que era ridículo y ofensivo para el deporte era mantener un acuerdo como el que establecieron después que salió a la luz pública el grave problema del dopaje dentro del béisbol con sanciones que iban desde los 10, 30 y 60 días para las tres primeras violaciones y sólo a la quinta se establecía la suspensión de por vida.

La semana pasada los senadores Jim Bunning y John McCain propusieron que las suspensiones fueran media temporada, una completa y de por vida, y que las sanciones se ampliaran además a las ligas menores y a los campeonatos de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL); baloncesto de la NBA, y hockey, de la NHL.EFE