Los esteroides pueden dañar el cerebro de los atletas

Por lunes 2 de octubre, 2006

Londres, 2 oct (EFE).- Los esteroides, que contribuyen a reforzar la musculatura de los atletas, pueden dañar al mismo tiempo el cerebro, según nuevas investigaciones publicadas en el Journal of Biological Chemistry. Administrados en grandes dosis, los esteroides elevan los niveles de la hormona masculina, testosterona, y dan origen a hiperexcitabilidad, condición caracterizada por una mayor agresividad y tendencias suicidas.

Según la profesora Barbara Ehrlich, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale (EEUU), la hiperexcitabilidad podría indicar la presencia de daños en las funciones cerebrales.

Para demostrar esa teoría, un equipo dirigido por Ehrlich aplicó testosterona a cultivos de células nerviosas y descubrió que, en niveles altos, esa hormona masculina desencadena un proceso de muerte celular o apoptosis.

La apoptosis es un proceso natural que elimina las células dañadas: obliga a las células a "suicidarse".

"Hemos demostrado por primera vez que el tratamiento de las células (cancerosas) de neuroblastoma con concentraciones elevadas de testosterona en períodos relativamente cortos, de seis a doce horas, activa un proceso de muerte celular", señala la experta.

"Las concentraciones bajas de testosterona no afectan a la viabilidad de las células mientras que a concentraciones altas, la viabilidad decrece conforme se incrementan los niveles de testosterona", afirma Ehrlich.

Según un estudio recientemente publicado por "Behavioural Neuroscience", del que informa el diario "The Times", los hámsters a los que se administran esteroides anabólicos desarrollan un comportamiento muy agresivo.