Los genuinos orígenes del PLD Bochista

Por Carlos Luis Baron miércoles 19 de diciembre, 2012

Miami, FL. En el año 1973, me tocó tomar una decisión muy difícil en contra de mi experiencia política. En ese entonces, mi líder dominicano, era el Profesor Juan Bosch además de otros internacionales como Lennin, Max y Fidel Castro.

Para esos años, mi país, República Dominicana estaba atravesando una situación política lo más parecida a una semis dictadura impuesta por el Doctor Joaquín Balaguer Ricardo en aquella época conocida como los doces años, donde los jóvenes andábamos como paloma en sin caliente,ya que la vida no valía nada si ibas en contra de ese gobierno asesino de jóvenes, estudiantes, periodistas y obrero.

En mis años mozos, conocí a un estudiante en el Liceo Ana Isabel Jiménez en mi cuidad natal de Puerto Plata, popularmente mejor conocida como la Novia del Atlántico. Aquel joven respondía al nombre de Radhamés Almonte, cariñosamente “Jesucristo” quien fue desaparecido después de ser sacado del citado recinto escolar, y así otros más.

En 1973, el Profesor Juan Bosch decide abandonar al Partido Revolucionario Dominicano (PRD), después de luchar con dirigentes para que entendieran que la lucha interna por intereses particulares y de grupos, no era lo más conveniente para el Partido. Hizo, diferentes alocusiones explicando al país la situación que atravesaba dicha organización política y recuerdo siempre una expresión que utilizó en una de ellas la cual rezaba lo siguiente “Hay que quitarle las garrapatas al Buey”. A partir de ese mismo instante, a pesar de la oposición de algunos miembros destacados de mi familia entre los que se encontraban mi amada madre y mi hermana, decidí trabajar junto al Profesor Juan Bosch y el recién formado Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Me reclute en el primer Circulo de Estudios que se formó en mi barrio en Ensanche Miramar en Los Cocos. Este Circulo de Estudios, fue impartido por el Licenciado Ramón Rodríguez. Ahí, junto a Pillillín Martínez comencé a reclutar a casi la totalidad de mis amigos, los cuales no quiero mencionar por temor a que la memoria me traicione y puede olvidar alguno……

De igual manera, recuerdo con agrado aquel momento cuando recibimos el Motor Honda 125, entregado al compañero Raymundo Félix, alias Mundo, quien me entregaba la llave cada vez que había que hacer una diligencia del Partido fuera de la Provincia, ya que él no manejaba motores porque era chófer de un Sindicato denominado Unachosin.

Recuerdo con mucha satisfacción a nuestro enlace, Doctor Napier Díaz, el cual tuve el honor de trabajar junto a él y el compañero Ramón Ventura Camejo y Ministro de Administraciones Pública del gobierno dominicano y miembro permanente del Comité Política de nuestro Partido de la Liberación Dominicana.

Hoy, cuando veo a mi Partido celebrar su 39aniversario de fundación, pienso cuanto ha llovido, cuanta historia y que orgullo de un día como hoy, recordar a un hombre como lo fue Juan Bosch, el más honesto político dominicano de todos los tiempos, el más serio y sencillo a la vez.

Profesor….. Con la fundación de PLD, su principal obra como usted mismo aseguró, nos dejo usted un símbolo en palabras, pero enorme en significado “Servir al Partido para servir al Pueblo”.