Los gobiernos del PLD en los aspectos económico y social

Por Carlos Luis Baron miércoles 8 de febrero, 2012

Deldesempeño de los dos últimos gobiernos del PLD, veamos la siguiente evaluaciónpreliminar en los aspectos económico y social. En otra ocasión haremos laevaluación en los aspectos ético, político e institucional.

1.- Ladeuda externa, que la gente del PLD tanto condenó en su pasado de gloria,ascendía al 31 de diciembre 2011, de acuerdo a las cifras de la DirecciónGeneral del Crédito Público del Ministerio de Hacienda, a 13,090 millones dedólares. Hasta diciembre de 2004, la deuda externa era de 6,379.7 millones dedólares, lo que representa un aumento absoluto de 6,710.3 millones. Si sumamoslos últimos préstamos aprobados y los que vendrán en los últimos meses delgobierno que se va, podemos afirmar que el monto absoluto de la deuda externaterminará más que duplicada en los últimos ocho años de los gobiernos del PLDcon relación al estado de la deuda a diciembre de 2004.

2.- Y ladeuda externa es parte de la deuda pública global, que comprende la deudaexterna y la deuda interna, la contraída por el gobierno central y las instituciones autónomas y descentralizadas concontratistas de obras del Estado, con suplidores y acreedores nacionales. Conrelación a la deuda interna, las cifras oficiales son manipuladas a menudo;nadie sabe en realidad a cuánto asciende la deuda pública interna, pero algunoseconomistas independientes han afirmado que ambas deudas, la interna y laexterna, suman 24 mil millones de dólares. Haga usted, amigo lector, un breveejercicio aritmético, calcule 24 mil millones de dólares a la tasa actual de 39pesos por un dólar estadounidense y observe a cuánto asciende en pesosdominicanos el monto total de ambas deudas; luego divida ese monto entre 9.3millones de habitantes que somos los dominicanos, de acuerdo al último censo, yverá a cuánto asciende la deuda per cápita, individual, de cada uno de nosotros, los pendejos. Esa “alocada política de endeudamiento” representados 40 por ciento, un 40 por ciento del Producto Interno Bruto, y un 40 porciento de los ingresos tributarios; es decir, de cada 100 pesos que el gobiernorecauda en los cobros de impuestos, 40 son destinados para pagar deudasvencidas, en capital e interés. Existe, pues la posibilidad de que el nuevogobierno que se inicia el 16 de agosto de 2012 caiga en una situación deincumplimiento en el pago de la astronómica deuda, hija del despilfarro y lairresponsabilidad de los gobiernos del PLD.

3.- Loseconomistas y los voceros de los gobiernos del PLD no se cansan de repetir yresaltar la estabilidad de la economía dominicana, el crecimiento del ProductoInterno Bruto, la confianza que sienten los inversionistas extranjeros en elclima de inversiones en el país, la baja inflación, de un dígito, habida en losúltimos siete años y la ligera depreciación de la moneda nacional frente aotras monedas fuertes extranjeras. Pero esos logros han estado sustentados enun endeudamiento externo sin precedente en la historia financiera del país, enun auge nunca visto del narcotráfico y el lavado de activos que mueven miles demillones de dólares en el mercado local cada año y que las cifras oficiales noregistran. Una pista interesante serían los 800 millones de pesos que la UnidadAnti lavado de Activos de la Procuraduría General de la República dijo haberincautado durante el año 2011. El crecimiento de la economía es un tema quegenera demasiadas dudas, primero porque no se siente en el mejoramiento de lacalidad de vida de los dominicanos, y segundo, porque nadie sería tan ingenuopara aceptar la metodología que usa el Banco Central cuando calcula un crecimientoeconómico que no parte de la producción real y del valor agregado en las transaccionesde bienes y servicios que generan las actividades económicas. De la relativaestabilidad cambiaria se sabe que a costa de aumentar la deuda del BancoCentral con las emisiones de títulos (de 87 mil millones en el año 2004 a 234mil en el año 2011) y de hundir la competitividad del país, se ha mantenidoamarrada la tasa de cambio para que no se dispare. De la baja inflación, llamala atención que nunca pasa de un dígito, pero la gente de la calle siempre andacon el grito al cielo cada vez que va a las tiendas, farmacias, colmados, supermercadosy estaciones de expendio de combustibles. Veamos algunos ejemplos: en el año2004, los impuestos que pagaba el pueblo por un galón de gasolina Premium erade 23 pesos, ahora ese mismo impuesto ha subido a 82 pesos; la libra de aceiteque costaba 18 pesos, ahora cuesta 49; el pasaje de la OMSA que costaba 5pesos, ahora cuesta 15; la libra de habichuelas que costaba 18 en el año 2004,ahora vale 49 pesos. Pero la gente del gobierno parece que viven en otro mundoy niegan las alzas en la canasta familiar. Ahora una familia de clase media, decinco miembros, necesita para vivir con dignidad ingresos de 136 mil pesosmensuales, unos 3,500 dólares estadounidenses.

4.- Alrededorde un 15 por ciento de la fuerza de trabajo está actualmente desempleada y el57 por ciento de los que trabajan se dedican a labores informales, sin sueldosfijos. Además de que más de un 50 por ciento de los hogares dominicanos vive enla indigencia, en la pobreza extrema. El 55 por ciento de los trabajadoresformales ganan 10 mil pesos o menos, es decir, 263 dólares al mes. Un 34 porciento de los jóvenes dominicanos pertenecen a la generación de los “Ni-Ni”, niestudian, ni trabajan.

5.- Losgobiernos del PLD encabezados por Leonel Fernández han realizado grandesinversiones en mega proyectos, básicamente en Santo Domingo y Santiago. Leonelserá recordado en la historia como el Presidente constructor de un tren urbanollamado Metro de Santo Domingo, condos líneas, una de Norte a Sur y otra de Este a Oeste, con una estación paratransferencias de pasajeros. En esta moderna obra de solución vial, susgobiernos han invertido 2 mil 500 millones de dólares, casi todos provenientesde préstamos internacionales. Para su funcionamiento, el gobierno debe invertiren subsidio un 93 por ciento en gastos operativos, porque no es autosuficiente,pero representa el inicio de la solución al grave problema del transportepúblico en el Gran Santo Domingo. Esa obra deberá ser concluida por el próximogobierno, ampliando la segunda línea hasta la parte más oriental de la ciudadde Santo Domingo. Asimismo, los gobiernos de Fernández han construidoselevados, túneles, corredores, bulevares, carreteras y autopistas costerasmuy caras que han mejorado el aspecto urbano de las ciudades y las zonasturísticas del país. Por supuesto, las megas construcciones han dejado jugosascomisiones que han convertido a la cúpula del PLD en la oligarquía política másrica del país.

6.- Lasencuestas más serias y creíbles dicen que una de las mayores preocupaciones delos dominicanos es la creciente delincuencia y criminalidad, pero el gobiernoapenas invierte el 2.18 por ciento del Presupuesto estatal en seguridadciudadana. Debido a esa pírrica inversión, una de las más bajas en AméricaLatina, el “Programa Seguridad Democrática” ha resultado un rotundo fracaso;ahora hay más delincuencia, más crímenes, más robos a plena luz del día,incluyendo robos de aviones, barandillas de puentes y torres del tendidoeléctrico, más violencia ‘intrafamiliar’, más viajes en yolas, más sicarios,más militares y policías metidos en el sucio negocio del tráfico de drogas, enfin, más descomposición social y moral.

7.- ElPresidente Fernández dijo en una ocasión que en las graves deficiencias quearrastra la educación pública dominicana “no todo era dinero” y comparto con élese criterio. Por ejemplo, en la educación dominicana existen profesores sinvocación, sin amor a sus estudiantes, que les importa un bledo que sus alumnosaprendan una lección, o un tema de interés nacional; son profesores porque lesinteresa el sueldo y nada más, y mientras más alto, mejor, pero no piensan enlos demás ni en su país, a parte de que su conducta y su formación en valoresdejan mucho que desear. Creo que por ahí andaba el pensamiento del Presidentecuando dijo lo que dijo. Resulta, sin embargo, que en los dos últimos gobiernosdel PLD los sueldos de los funcionarios públicos son astronómicos; en algunoscasos, hay funcionarios del gobierno y sus instituciones que devengan unsalario en dólares más alto que el salario del Presidente de los Estados Unidosde América, y eso, en un país tan pobre, llora ante la presencia de Dios.Además, ningún profesor o profesora irá de buen humor a la escuela o launiversidad arrastrando un montón de problemas que no les permiten desenvolverseadecuadamente. Es cierto, no todo se resuelve con dinero, pero sin dinero lavida se nos complica. De ahí la justa demanda de la Coalición por una EducaciónDigna del 4% del PIB para la educación. Los dos últimos gobiernos del PLD nohan cumplido con la ley que establece el 4% del PIB para la educaciónpreuniversitaria, ni con el 5% del presupuesto estatal para la universitaria.Sólo en el año 2009 se ejecutó el monto más alto, de 2.19 por ciento del PIB ypara la educación superior pública, el mayor monto asignado corresponde al año2012, con 1.8% del Presupuesto Nacional. Por esa baja inversión en educación esque República Dominicana ocupa uno de los primeros lugares del mundo en cuantoa la mala calidad de la educación, según el Foro Económico Mundial.

8.- Lasquejas y las demandas del poder judicial son un secreto a voces. Todas lasleyes que asignan un presupuesto a favor de las instituciones públicas han sidovioladas por los gobiernos del Presidente Fernández. La ley 5778 que otorga un5% a favor de la educación superior, violada; la ley 66-97 que otorga el 4% delPIB a la educación preuniversitaria, violada; la ley 163-03 que otorga el 10% alos ayuntamientos, violada; la ley 194-04 que asigna el 2.6 % al poderjudicial, violada. Un gobierno que viole la Constitución y sus propias leyes, es un gobierno insensible, irrespetuoso ydespreciable. Sin un justo presupuesto, el poder judicial seguirá siendo lo quesiempre ha sido, un mercado de extorsión, de tráfico de influencias, donde secompran y se venden sentencias. Llama la atención, en este largo rosario deviolaciones, que el gobierno cumple religiosamente con la ley 275-97 que asignael 0.25 por ciento del Presupuesto a los partidos políticos.

9.- Ymientras las instituciones públicas son ahogadas en términos monetarios, laPresidencia de la República, el Despacho de la Primera Dama y Plan Social de laPresidencia se dan el lujo de manejar un presupuesto que, en conjunto, superael de diez ministerios públicos. Sólo en el año 2010, la Presidencia de laRepública manejó el 12 por ciento del Presupuesto Nacional. Esa concentraciónde recursos obedeció a la política clientelar, que es la base de sustentacióndel falso liderazgo de Leonel Fernández y compartes.

10.- Losdos últimos gobiernos del PLD han realizado, desde el año 2005 hasta ahora,cinco reformas tributarias, más bien deajustes, que le han permito multiplicar con creces los ingresos fiscales aniveles jamás vistos en la historia del país. En el año 2005 manejaron recursosascendentes a 165,101.6 millones de pesos; en el año 2006 subieron a 236,098.8;en el 2007 a 275,668.6; en el 2008 a 330,865.1; en el 2009 a 332,407.9; en elaño 2010 a 382,941.2; en el año 2011 a 390,476.0 (recuérdese que en el año 2011el Presupuesto fue modificado en tres ocasiones) y para el presente año 2012 elmonto aprobado asciende a 430,814.5 millones de pesos. Sume usted, amigo lector,todos esos recursos monetarios manejados por los dos últimos gobiernos delPresidente Fernández y concluirá con que ningún otro gobierno de la historiadominicana ha manejado tanto dinero en tan poco tiempo. A pesar de esa inmensamasa monetaria, manejada por los gobiernos del PLD, dos organismosinternacionales, Latinobarómetro y el Foro Económico Mundial, otorgaron en elaño 2011 una de las peores calificaciones del mundo al Estado dominicano enmateria de competitividad.

11.- Deldéficit tradicional de la balanza de pagos, el desempeño de los gobiernos delPLD ha ido de mal en peor, a pesar de la entrada en vigencia del DR-CAFTA en marzode 2007. En el año 2004, nuestra balanza de pagos cerró con un balance negativode 1,952.1 millones de dólares; en el 2005 ascendió a 3,724.7 millones; en el año 2006 a 5,563.7; en el año 2007 a6,436.8; en el año 2008 a 9,245.4; en el año 2009 bajó a 6,813.0, pero en elaño 2010 el déficit subió a 8,700.8. Esas cifras revelan, en síntesis, laquiebra del aparato productivo nacional, la industrial y la agropecuaria; somosun país que importa casi todos los bienes y servicios que demanda la población.Un país que todo lo busque en el extranjero es una nación sin futuro.

12.- De los subsidios podemos decir que losgobiernos de Fernández han sido pródigos en el derroche de los fondos públicos.El Programa Solidaridad, que reparte ayudas para la comida, el gas, la energíaeléctrica y otros incentivos relacionados con la educación, ha beneficiado amás de 850 mil familias pobres. Desde el año 2004 hasta el presente, elgobierno de turno ha invertido 33 mil millones de pesos en un agresivo plan deayuda social focalizada que a penas ha reducido la pobreza, según la CEPAL, enun 3 por ciento durante sus siete años de vigencia. Llama la atención que lamayor parte de esos recursos han sido invertidos en las provincias de mayorconcentración de votantes, no en aquellas donde la pobreza es más acentuada, másaguda, como son las provincias fronterizas, aspecto que revela los finesdemagógicos con que el gobierno concibe el Programa Solidaridad.

13.- Conrelación a la inversión extranjera directa, las cifras del Centro deExportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD) registraron uncrecimiento, desde el año 2004 hasta el 2010, de 12,213.9 millones de dólaresprovenientes de inversionistas estadounidenses, canadienses, españoles,mexicanos, ingleses y franceses. Las inversiones en los últimos siete años seconcentraron en los sectores inmobiliario, minero, turismo, telecomunicaciones,comercio, industria y trasporte. Esas inversiones, excepto la minera, hantenido poco impacto en la generación de empleos y en las exportaciones, porquefueron ventas de solares playeros o comerciales o simples compras de empresasque ya existían, creando una burbuja que podría desinflarse más adelante.

14.- Y deldéficit fiscal, ¿quién sabe con certeza a cuánto asciende? Se trata de un temamuy complejo porque los datos que aporta el Ministerio de Hacienda en nada coincidencon los datos del Banco Central. Nadie sabe a ciencia cierta el monto de undéficit que viene de antaño, pero que se agiganta por los derroches en queincurren los gobiernos en cada parranda electoral. La doble contabilidad delgobierno en temas tan sensibles como son los déficits y las deudas públicas esla misma doble moral con que tratan de engañar a las misiones del FondoMonetario Internacional que nos visitan cada cierto tiempo para revisar el segundoacuerdo Stand-by firmado en noviembre de 2009. El “escuadrón de la muerteeconómica” del gobierno ha admitido que el déficit fiscal para el año 2011 fuede 1.6% del PIB, pero nadie cree en un gobierno que vive manipulando cifras ymétodos para analizar el verdadero desenvolvimiento de la economía dominicana.Un déficit de 1.6% del PIB equivale a 33,500 millones de pesos, pero loseconomistas más creíbles estiman que el déficit fiscal del año 2011 fue de un 3por ciento del PIB, es decir, más 60 mil millones de pesos que el próximogobierno tendrá que enfrentar con una fuerte política de austeridad en el gastocorriente y una auténtica reforma fiscal integral, que es una asignaturapendiente en la sociedad dominicana.