Los líderes de la UE declaran a Macedonia candidata a la UE

Por viernes 16 de diciembre, 2005

Bruselas, 17 dic (EFE).- Los líderes de la Unión Europea declararon hoy a la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) candidata a la UE, en un gesto político que no prevé de momento la apertura de negociaciones para la adhesión con ese país.

La medida fue adoptada en un documento de conclusiones en la cumbre en la que los Veinticinco acordaron tras dos días de arduas negociaciones en Bruselas un presupuesto comunitario para el periodo 2007-2013.

El Consejo Europeo condicionó la apertura de las negociaciones de adhesión al resultado del debate general que debe celebrarse en el primer semestre de 2006 sobre la estrategia de ampliación de la Unión, a la capacidad de la UE de absorber nuevos miembros y al cumplimiento de los criterios políticos de Copenhague, entre otros objetivos.

Según fuentes francesas, esta fórmula responde a las inquietudes expresadas por Francia ante la posible apertura de una nueva ola de ampliaciones dentro de la Unión, después del rechazo de ese país a la Constitución Europea en un referéndum en mayo pasado.

Ese rechazo fue atribuido en gran parte al descontento de los franceses con una ampliación demasiado rápida a diez nuevos miembros -la mayoría antiguos países del Este de Europa- en 2004, y con la candidatura de Turquía.

En el texto de conclusiones aprobado hoy, los líderes de la UE elogian los progresos de la ARYM en la aplicación de los acuerdos de Ohrid que pusieron fin a los combates con la guerrilla separatista albanesa en 2003 y llevaron a una descentralización del país, así como en sus compromisos con la Unión Europea.

El comisario europeo para la Ampliación, Olli Rehn, había instado a la UE a respaldar su recomendación de conceder el estatuto de candidato a Macedonia, en una "señal para los demás países de la región" de los Balcanes Occidentales.

La medida fue aprobada después de que se acordara finalmente un presupuesto para 2007-2013, que financiará la última ampliación de la Unión. EFE