Los peligros de una larga transición

Por Carlos Luis Baron lunes 9 de julio, 2012

En el modelo Constitucional Dominicano, que esta en vigencia hoy en día cuando al tratar el tema del traspaso de gobierno o transición, se trata de si creemos sinceramente que se debería legislar para variar su contenido, tanto en el fondo como en las formas, ya que una transición tan larga sale siendo perjudicial para el Estado; así como para las autoridades que sucederán en el poder a las salientes. Como ya es bien sabido en el seno de la población se tiene la percepción de que en este periodo que resulta ser muy largo tanto el gobierno central como todos los encargados de ministerios lo utilizan para intentar tapar los baches que han cometido a lo largo de todo el periodo que han agotado en sus funciones, o simplemente para apurar proyectos que ya no tienen ninguna importancia en que sean acometidos por ellos ya que deberían ser ejecutorias de las nuevas autoridades.

Debería ser tema de las nuevas autoridades y de las que le antagonizaran el llevar al congreso una propuesta de proyecto de Ley, donde se aborde este tema que incluya plazos mas cortos, e inclusive cuales serian las acciones que los gobernantes salientes tendrían derechos de ley ha acometer, de esta manera se evitarían tomas de decisiones aceleradas poco ponderadas producto de la eufória del momento que intentarían arreglar lo que a todas luces estaría mal.

Para justificar nuestra tesis, pondremos como ejemplo lo que esta pasando en la actualidad: Estamos siendo testigos de primera fila de como el gobierno central esta actuando intentando refrendar y de enmendar entuertos que por estar involucrados en una loca carrera por ganar las elecciones no tomo en su momento dando al traste con la situación actual.

Como es de todos sabido en este ultimo año el gobierno encabezado por el Presidente Fernández, con tal de hacerse gracioso ante el electorado de la nación después de sufrir un desgaste de mas de siete años y con el propósito primero de recuperar su popularidad perdida (en procura de regresar a la presidencia de la republica en el año dos mil diez y seis) como lo indicaban todas las encuestas dejo de tomar una serie de acciones y ejecutorias de estado, que al ser postergadas se han convertido en un mal de proporciones catastróficas y en segundo lugar el compromiso de que su partido se mantuviera el poder tomo otras que no debieron ser ejecutadas y es la conjunción de estas medidas que al evaluarse de forma conjunta son las que han provocado la situación que se esta padeciendo en la actualidad.

En cuanto a lo postergado podemos citar la violación a la Ley de Hidrocarburos, la Ley de capitalización de las empresas estatales; en el supuesto que corresponde a las empresas eléctricas, estatales esto así que se dejo de aplicar el diferencial del precio del petróleo durante el periodo de campaña y se consumió todo el presupuesto del año en curso en cuanto al servicio eléctrico se refiere para dar una percepción erróneas a la población de mejoría en un servicio que se encuentra colapsado. Para ser mas preciso y no entrar en mas considerandos podemos asegurar que se violo la ley de presupuesto en todo su contenido, violando las partidas presupuestadas de todas las carteras publicas desviando recursos a las carteras de mayor incidencia en las precesiones de la gente de modo tal que se notara la mano amiga del gobierno en áreas que habían sido abandonada durante todo el periodo de gobierno que no estuvimos en campaña.

Podemos citar los casos del despilfarro del gobierno en una actitud contraproducente encaminada a compras superfluas de electrodomésticos de todo tipo, reparto de alimento, compra de conciencias con dinero en efectivo provenientes del erario publico; por otro lado la activación de las dadivas gerencia das por el Gabinete Social, en la entrega masiva de tarjetas de subsidios: Como la Solidaridad, Bono Gas, Bono Luz, la de la Seguridad Social (Senasa), entre otras lisonjas de campañas.

Podemos agregar además las emprendidas por la Secretaria de Estado de Obras Públicas así como las emprendidas por la Oficina Supervisora de Obras del Estado, aquí podemos señalar el plan de asfalto y bacheo de calles y caminos vecinales a nivel nacional emprendido por estas carteras con el propósito de cambiar la intención del voto de la colectividad nacional.

Para ponerle la tapa al pomo y como prueba definitoria del mal que se le ha causado al pueblo dominicano estamos viendo con gran asombro el plan del gobierno, que se ha visto en la obligación de mandar al congreso una ley que todavía no terminan de ponerse de acuerdo ni en el nombre para dicho adefesio; pero lo que es peor en el monto del dinero que se necesita para que el estado pueda terminar de cumplir con los compromisos de estados asumidos en el año fiscal en curso, además de los que de forma irracional sigue asumiendo y ejecutando en una transición de poder cuando debería dejarle la ejecución de esos nuevos proyectos a las autoridades que han de asumir el gobierno este próximo 16 de agosto.

Es sin duda alguna la primera vez que el presupuesto de la nación que debió ser utilizado en un año se haya agotado en apenas cinco meses; pero lo mas grave aun es que el propio presidente propalo de su propia voz que además del presupuesto de la nación contaba con un fondo del cual no se tiene procedencia clara de unos cuarenta mil millones de pesos que adicionados al presupuesto de la republica fueros dilapidado en el increíble periodo de solo cinco meses. A confesión de partes relevo de pruebas.

Si viviéramos en una sociedad de derechos todos estaríamos hoy asistiendo a un juicio sin precedentes en la nación.

¿Cuando seremos capases como sociedad civilizada de ser capases de sentar cuando al menos en el congreso a nuestros dirigentes, con el fin de que nos expliquen el porqué de tantas malas artes en el ejercicio de sus funciones?

Basta ya señores es tiempo de que la sociedad cambie para bien. Es el momento de que le exijamos a las clases gobernantes de que cumplan con su rol, que recuerden el por qué fueron elegidos.

Es tiempo de que el poder sea recuperado y ejercido por el pueblo. ¿Cuando seremos capases de pedirles cuentas claras a estas claques que nos dirigen?

Es tiempo ya de tomar conciencia, de que se apliquen nuestras leyes, o de crear las adecuadas para que nunca más seamos testigos de estas situaciones que como sociedad hablan muy mal de nosotros.