Los pequeños tumores mamarios pueden ser agresivos y requerir la máxima terapia

Por viernes 4 de abril, 2008

Los tumores en las mamas que tienen un centímetro o incluso más pequeños – no más de 10 milímetros – pueden ser muy dañinos y pueden requerir una terapia más agresiva que la que es ofrecida actualmente en forma rutinaria, dicen los investigadores de la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida.

El estudio, que fue presentando en diciembre 2007, en el Simposio sobre Cáncer de Mama en San Antonio, es uno de los pocos que ha estudiado los resultados en mujeres que tienen pequeños tumores que no se han propagado a los nódulos linfáticos. Los resultados sugieren que existen dos tipos de cáncer de mama – aquellos que son clasificados como HER2 positivo (HER2+) y triple negativo – puede que no dependa sólo del tamaño.

"Se trata de un estudio pequeño y por lo que no podemos hacer recomendaciones de tratamiento, pero al parecer la biología y no sólo el tamaño importan al momento de seleccionar la terapia para los pequeños tumores invasivos", dice la investigadora principal de este estudio, Surabhi Amar, M.D., miembro de Hematología/Oncología en la Clínica Mayo de Jacksonville.

Actualmente, no hay tratamiento con lineamientos definitivos para tumores de menos de 1 centímetro de tamaño porque los ensayos clínicos se realizan por lo general en mujeres cuyos tumores son más grandes o se asocian con afectación ganglionar, dice la Dr. Amar. "Simplemente no tenemos muchos datos sobre tumores de este tamaño, de modo que el tratamiento se convierte en una cuestión de decisión del médico".

Investigadores de las tres Clínicas Mayo – Jacksonville; Scottsdale en Arizona; y Rochester en Minnesota – participaron en este estudio, en el cual se examinaron a 401 mujeres que fueron tratadas por cáncer de mamas entre los años 2001 y 2005 en las clínicas para el tratamiento del cáncer de mamas en Jacksonville y Scottsdale.

La gran mayoría (87%, o 350 mujeres) tenían tumores que fueron clasificados como ER/PR positivo y HER2 negativo (en resumen, HER2 negativo/ER/PR+). Veintisiete mujeres (6,7%) tuvieron tumores que eran HER2+ y 24 pacientes (5.9%) fueron diagnosticadas con cáncer triple negativo – esto es, ER/PR negativo. Estas clasificaciones se refieren a los receptores presentes en el exterior de las células tumorales que están alimentando el crecimiento, y cáncer que es ER/PR+ es considerado el menos agresivo de las tres categorías. En general, los estudios han demostrado que en todos los pacientes con diagnóstico de cáncer de mama, el 15% a 20% de los cánceres de mama son HER2+ y un 10% a 15% son triple negativos.

Las pacientes fueron monitoreadas casi tres años, y hasta ahora los investigadores disponen de datos sobre todas las pacientes con HER2+ y cáncer triple negativo y los datos de 219 mujeres con cáncer HER2 negativo/ER/PR+. Los investigadores encontraron que:

Había muchos más de grado 2 y grado 3 en mujeres con tumores de los dos subtipos más raros – 92% de cáncer HER2+ y 91% de cáncer triple negativo – en comparación con cáncer HER2 negativo/ER/PR+ (36%). Los tumores se clasifican de 1 a 3, y los tumores de grado superior tienen más probabilidades de crecer más rápido y ser más difíciles de tratar que los tumores de menor grado. El cáncer regresó con más frecuencia en los tumores HER2+ (7,4% las pacientes recayeron) y cáncer triples negativos (12,5%), en comparación con el cáncer HER2 negativo/ER/PR+ (1,3%). Aunque el resultado global de estos pequeños tumores, con ganglios linfáticos negativos, fue excelente (97,4% de supervivencia general, y 95.1% de supervivencia libre de la enfermedad), estos resultados fueron diferentes en los tres subgrupos estudiados.

La tasa de mortalidad fue mayor en el cáncer de mama triple negativo: hubo una muerte en las 24 pacientes con tumores triple negativo, ninguna con HER2+ en el grupo de 27 mujeres, y una muerte relacionada con la recaída en 219 mujeres con cáncer HER2 negativo/ER/PR+.

Aunque sólo un pequeño número de mujeres tienen el subtipo de cáncer más raro incluido en este estudio, los resultados sugieren que las mujeres con HER2+ y tumores triple negativo deben recibir el mayor tratamiento posible con el fin de prevenir la recaída del cáncer, dice la doctora Amar. Los investigadores encontraron que sólo el 35% de las mujeres con cáncer triple negativo fueron tratados con quimioterapia adyuvante (la quimioterapia después de la cirugía) a pesar del mayor grado de los tumores. "La quimioterapia puede no funcionar tan bien como se quisiera en estos tumores, pero, aún así, los médicos que tratan a pacientes con cáncer triple negativo deben estar conscientes del alto riesgo de recaída, incluso si los tumores son muy pequeños", dice.

La quimioterapia adyuvante se ofreció al 28% de las pacientes con tumores HER2+, y sólo el 4% recibió la terapia con Herceptin, que ha sido diseñado específicamente para el tratamiento de esta clase de tumores. “¿Debe ofrecerse Herceptin a casos con pequeños tumores de ganglios negativos? No hay suficientes datos para responder a esta pregunta”, dice la Dra. Amar. "Pero definitivamente este estudio destaca el hecho de que los tumores HER2 positivos, aunque sean muy pequeños, pueden justificar una terapia más agresiva".

Sólo el 3,9% de las pacientes con cáncer HER2 negativo/ER/PR+ fueron tratados con quimioterapia. "Así es que, si bien las tasas de uso de la quimioterapia adyuvante fueron significativamente mayores en los subgrupos con HER2+ y triple negativo, estos grupos todavía muestran una mayor tasa de recaída", comenta.

La investigadora senior de este estudio es Edith A. Perez, M.D., directora de la Clínica Multidisciplinaria de Mama de la Clínica Mayo en Jacksonville. Otros investigadores que han contribuido a este estudio son Ann E. McCullough, M.D.; Xochiquetzal J. Geiger, M.D.; Rebecca B. McNeil, Ph.D.; Winston Tan, M.D.; Kyle E. Coppola; Beiyun Chen, M.D.; y Judy C. Boughey, M.D.

###

La Clínica Mayo es el primer y más grande grupo de práctica integral del mundo. El Centro del Cáncer de la Clínica Mayo ha sido designado como uno de los centros del Instituto Nacional del Cáncer. El campus ubicado en Jacksonville, Florida, inaugurado en 1986, cuenta con más de 350 médicos, cirujanos y científicos que se han especializado en más de 40 áreas. Los pacientes que necesitan hospitalización son internados en el St. Luke´s Hospital. Sin embargo, se está realizando la construcción de un hospital para 214 camas en el campus de la Clínica Mayo, el cual será abierto en abril de 2008.