Los prejuicios pequeños burgueses están destruyendo al PRD

Por Carlos Luis Baron martes 4 de diciembre, 2012

La lucha interna desatada en el P.R.D., ha sido convertida en una lucha de intereses que sobrepasa los limites de una verdadera lucha de clases, aunque el Partido Revolucionario Dominicano, es una organización dirigida por la Pequeña Burguesía y en gran parte por la Burguesía Nacional, esta lucha refleja las contradicciones antagónicas que se destacan en la lucha de clases irreconciliables y que sus contradicciones solo se resuelven mediante la lucha armada, es decir con la Revolución, quienes protagonizan esta lucha antagónica, son el Proletariado y la Burguesía.

La composición Social del P.R.D., es una nomenclatura de clases, en la cual inciden: La Burguesía; La Clase Obrera (Proletariado); la Pequeña Burguesía, en sus tres capas, (la alta, la mediana y la baja pequeña burguesía), de ahí que muchos sociólogos y analistas han definido al P.R.D., como un frente de clases, hay que destacar también, que en esa conformación estructural del partido blanco, también actúa la clase Campesina, la cual es, dentro del proceso político Social y económico mundial, como una fiel aliada a la Clase Obrera.

Pero en el proceso político de la Republica Dominicana, por la descomposición social que históricamente se ha producido en este país, a raíz de la llegada de los Españoles a nuestra isla, en el partido blanco, como en todas las organizaciones políticas que existen en nuestro país, el sector de clases que ha tenido la vanguardia en la lucha y en los trabajos de organización del partido, es La Pequeña Burguesía, con las características de que este sector de clase actúa con prejuicio social, que se vale de todas las artimañas para poder conseguir sus objetivos y para escalar posiciones, a la Pequeña Burguesía no le interesa el desarrollo del partido ni le interesa los intereses de nuestro pueblo, solo defienden sus posiciones y sus intereses particulares.

La situación que se presenta a lo interno del P.R.D., es que no hay una clase social con conciencia de clases, que se ubique en el lado de los intereses de las clases desposeídas, la Pequeña Burguesía no tiene conciencia de clase pues no es una clase, es un sector de clase, la cual esta ubicada sociológicamente, entre el proletariado y la Burguesía y al estar colocada en esta posición intermedia, pues tiende mas a inclinarse hacia la clase de arriba y no hacia la de abajo que es la clase obrera, es por tal motivo que, este sector de clases, defiende sus intereses a raja tablas, pues solo les interesa mantenerse en la cumbre social y económica, aunque tenga que valerse de las artimañas y de las maniobras mas descaradas para avanzar política, social y económicamente.

En el P.R.D., la lucha de clases que se presenta es la lucha de la pequeña burguesía por mantenerse en la palestra política y por mantener sus estatus, político social y económico, sin importar a que precio. La división que se mantiene en el seno del partido blanco, es precisamente un reflejo de esta lucha de clases. Si se tuviera pensando en los intereses de la gran mayoría de los perredeístas, ya se hubiera realizado una unificación conciente y el partido blanco se hubiera colocado a la vanguardia de las luchas populares que se están desarrollando en estos momentos en nuestro país, no es posible que organizaciones minoritarias en este conglomerado social, estén en estos momentos encabezando las inquietudes de nuestro pueblo, en la defensa de los intereses de la nación.

Hemos considerado que si el P.R.D., no deja estas actitudes características de las luchas pequeño burguesas, no podremos estar en condiciones de ganar unas elecciones por muchos años y esta organización se mantendrá fuera del gobierno por mas tiempo del que de verdad podría estar, consideramos que el Partido Revolucionario Dominicano, debe intensificar los mecanismos correctos y deponer esas actitudes prejuiciosas que tanto daño le hacen al proceso revolucionario, el P.R.D. debe mantener su condición de partido mayoritario, pero para eso hay que pensar en la unificación política interna y que cada uno de sus miembros deponga sus actitudes y piense que en esta organización esta la esperanza de nuestro pueblo. Peña Gómez, planteaba sin ningún temor a equivocarse que: “Solo el P.R.D., Destruye al P.R.D” y recordemos esta gran expresión dicha por un gran revolucionario: “Debemos Insistir en lo que nos Une y Prescindir de lo que nos Divide”.

Hasta la Victoria Siempre.