Los Spurs no ceden y los Sixers vuelven a ser líderes

Por miércoles 23 de noviembre, 2005

Houston (EEUU), 22 nov (EFE).- El protagonismo del dúo compuesto por Tony Parker y Tim Duncan fue el factor clave para que los Spurs de San Antonio continúen su marcha triunfal en la competición de la NBA.

En la Conferencia Oeste los Spurs se afianzaron como líderes únicos al desempatar con los Clippers de Los Angeles, mientras que en la Este los Sixers de Filadelfia, guiados por su base estelar Allen Iverson, ascendieron al liderato de la División Atlántico.

Duncan volvió a mostrar un buen baloncesto de conjunto para afianzar el camino triunfante de los campeones de liga que vencieron 96-93 a los Kings de Sacramento.

La combinación del base francés Parker y Duncan fue una vez más el motor que guió la cuarta victoria consecutiva de San Antonio, que quedan con porcentaje de 81,8 para liderar la Conferencia, y superar a los Clippers (.800).

Parker logró 23 puntos y Duncan lo respaldó con 22 y 19 rebotes, que es la mejor marca que consigue en lo que va de la campaña, además de cuatro tapones.

Si el ataque de los Spurs respondió en los tres primeros cuartos para ponerse con una ventaja de 17 puntos cuando llegaron al cuarto, la defensa también trabajó bien hasta que en los 12 últimos minutos fue desbordada por el excelente juego individual del base Mike Bibby, que iba a ser el máximo encestador del partido con 33 tantos.

"No tendríamos que haber tenido tanta presión en los últimos minutos de partido porque con la ventaja de 17 puntos deberíamos haber sentenciado antes el partido", comentó Duncan.

Bibby que con un triple faltando 27 segundos puso el marcador parcial en 93-96 pudo haber forzado la prórroga de haber anotado el último que realizó, pero que rebotó en el aro y el balón fue capturado por Duncan.

La derrota es la cuarta de los Kings contra los Spurs en los últimos cinco partidos que han disputado, incluidos los cuatro de la pasada temporada.

Otro protagonista de la jornada fue Iverson, que dirigió a los Sixers a una victoria por 103-91 sobre los Hornets de Nueva Orleans, que les permite ascender al liderato de su división.

Una combinación de resultados hizo ascender a los Sixers al primer lugar de la División del Atlántico después que los Nets de Nueva Jersey, que ocupaban ese lugar, perdieran ante los Warriors de Golden State.

Iverson anotó 24 puntos y ayudó a que los Sixers rompieran una racha de dos derrotas consecutivas para dejarlos con marca de 7-5.

Filadelfia logró su quinta victoria en su campo, y no permitió que los Hornets sumaran su tercer triunfo seguido.

Los Hornets quedan con marca de 4-6 y se mantienen en el penúltimo lugar de la División Suroeste de la Conferencia Oeste.

En Oakland, los Nets se vieron sorprendidos por los Warriors y además de perder el partido bajaron al segundo lugar de su división.

El escolta Jason Richardson anotó tres tiros desde la línea de personal al final del último periodo, y marcó la diferencia para que los Warriors vencieran 100-97 a los Nets (5-5), que rompieron racha de dos triunfos consecutivos.

Los Warriors se mantienen como segundos de la División del Pacífico, por detrás de Los Angeles Clippers, que son los líderes indiscutibles.

Otro equipo que volvió al camino del triunfo fueron son los Jazz de Utah, que después de cinco derrotas consecutivas vencieron 100-80 a los Bucks de Milwaukee.

El escolta croata Gordan Giricek anotó 18 puntos, su marca más alta de la temporada, para guiar a los Jazz en su victoria.

Utah, que había logrado su último triunfo el pasado 11 de este mes ante los Raptors de Toronto, por 99-84, queda con marca de 5-7 y sigue en el fondo de la División Noroeste de la Conferencia Oeste.

El partido también sirvió para presenciar el primer duelo entre los novatos Deron Williams, número tres del pasado sorteo universitario que eligieron los Jazz, y el pívot australiano Andrew Bogut, que fue seleccionado como el número uno por los Bucks, después de formarse con la Universidad de Utah.

Williams fue el gran triunfador al confirmar todo el potencial que tiene con una aportación de 10 puntos y 10 asistencias para lograr segundo partido consecutivo con doble dígitos en ambos apartados.

Bogut no pudo superar la gran defensa que le hizo Gregg Ostertag y se quedó con sólo ocho puntos y siete rebotes.

Ostertag y Frank Humphries consiguieron 10 rebotes cada uno para que los Jazz dominasen el juego bajo los aros al conseguir 53 rebotes por 35 para los Bucks.

Los Jazz también por primera vez en lo que va de la nueva temporada alcanzaron los 100 puntos de anotación. EFE