Lula lamenta que Dirceu haya sido destituido sin pruebas

Por jueves 1 de diciembre, 2005

Brasilia, 1 dic (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, "lamentó" hoy que su ex ministro José Dirceu haya perdido el escaño de diputado acusado de corrupción, cuando en su opinión "no hay pruebas" en su contra. "La historia se encargará de decir si eso estuvo bien o no", declaró el presidente durante una reunión del Consejo de Desarrollo Económico y Social.

Dirceu, considerado "mano derecha" de Lula durante los 30 meses que estuvo a cargo del Ministerio de la Presidencia, fue destituido el miércoles por la Cámara de Diputados, que le acusó de dirigir una presunta red de sobornos parlamentarias montada por el Partido de los Trabajadores (PT).

"La única cosa que lamento es que Dirceu haya sido destituido antes de que hayan probado alguna cosa en su contra", dijo Lula.

Lula, no obstante, aclaró que el Congreso es "soberano" en sus decisiones y reafirmó su "relación de amistad y cariño" con Dirceu, con quien dirigió los destinos del PT durante más de 15 años.

La misma opinión manifestó el ministro de Justicia, Marcio Thomaz Bastos, quien incluso llegó a calificar de "injusta" la decisión de la Cámara de Diputados.

Según Bastos, el proceso contra Dirceu "no se basó en pruebas y, por el contrario, fue un juicio puramente político, un juicio injusto", declaró a periodistas.

Bastos aseguró que personalmente se ocupó de "estudiar ese proceso" y dijo que en todo el juicio "no se pudo probar nada sustancial o material contra el diputado Dirceu".

En una votación secreta, 293 diputados se inclinaron por castigar a Dirceu con la pérdida del mandato legislativo y 192 votaron en contra.

Además de su escaño, Dirceu ha perdido sus derechos políticos hasta el 2016, lo que significa que hasta ese año no podrá ser candidato a cargo electivo ni ocupar puesto alguno en la administración pública.