Madre sextillizos dominicanos denuncia malas prácticas médicas

Por sábado 31 de diciembre, 2005

Santo Domingo, 31 dic (PL) Máxima Pérez, la madre dominicana de 33 años que el pasado lunes parió seis bebés, recomendó hoy a las parejas que deseen procrear con reproducción asistida buscar la orientación de verdaderos profesionales. Al denunciar lo que llamó "una mala práctica médica, por la cual estuvieron en peligro" (ella y sus seis hijos), Pérez agradeció a los especialistas del Hospital Plaza de la Salud, donde estuvo el último mes, la sobrevivencia de los siete.

Él padre, Emilio Figuereo, es de Azua. Ella de Cotui. Se casaron hace ocho años y pensaron tener tres hijos. Hace cinco tuvieron una niña, pero la insistencia por volver a procrear antes de ser "cuarentona" los condujo a buscar asistencia.

Fue así como llegaron hasta el consultorio de un ginecólogo especializado en fertilidad, a quien se niegan a identificar para no regalarle el espacio que, según ellos, el galeno aspiraba tener en la prensa con su caso.

"Ella hizo cita con un especialista en fertilización. Fuimos a verlo y comenzamos el tratamiento. Él esperó que ella estuviese ovulando y le puso un medicamento que induce a las mujeres a ovular más de la cuenta", apuntó el padre.

Tomaron mi semen y la inseminaron. Me explicó se hace como un licuado y selecciona los mejores espermatozoides, sin realizar análisis previos ni advertirles a los padres la posibilidad de un embarazo múltiple, agregó.

El parto de los sextillizos, por primera vez en el país, desató una fuerte polémica científica entre especialistas, en la cual todos coinciden en el alto riesgo de muerte para una madre y sus criaturas cuando los fetos pasan de tres.

"Al principio tuve mucho miedo. Sabía que con un embarazo así (séxtuplo) corríamos mucho riesgos, tanto yo como mis hijos", comentó Pérez luego de llegar a su residencia, ubicada en el barrio Villa Mella, del municipio Santo Domingo Norte.

El padre de los sextillizos decidió llamar Hugo Nicolás a uno de los infantes en honor al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a quien dice admirar desde que escuchó de su quehacer revolucionario en aquel país.

"Yo soy su admirador, acotó, porque está encabezando un proceso revolucionario importante para redimir a los pobres de su país. Quizás algún día, aquí en mi país, podríamos vivir un proceso de transformación similar al que vive Venezuela".

arc/prl