Malas noticias para O'Neal y los Heat

Por viernes 4 de noviembre, 2005

Miami (EEUU), (EFE).- Las malas noticias ya comenzaron a llegar a la dirección de los Heat de Miami después de que los doctores del equipo confirmasen que la torcedura de tobillo que sufrió el pívot estrella Shaquille O'Neal es severa y le va a costar perderse entre dos y cuatro semanas de competición.

Aunque oficialmente el parte médico sobre O'Neal dice que el jugador seguirá siendo observado día a día, no se espera que pueda jugar el próximo sábado contra los Bucks de Milwaukee.

O'Neal recibió tratamiento médico hoy, viernes, por la mañana, antes que el equipo se uniese al resto del equipo para viajar a Milwaukee.

El pívot estrella de los Heat se lesionó la pasada noche cuando en el cuarto periodo pisó en el pie del alero Ron Artest, de los Pacers de Indiana, y sufrió la torcedura del tobillo derecho.

O'Neal tuvo que abandonar el campo y los Heat al final perdieron el partido por 105-102, el primero de la nueva temporada que disputaban en el American Airlines Arena de Miami.

Aunque la prueba radiológica no mostró ninguna fractura, O'Neal tuvo que abandonar el campo ayudándose con muletas para caminar y sin querer hacer declaraciones y hoy tampoco se permitió a los periodistas comunicarse con los jugadores.

Por su parte, el entrenador de los Heat, Stan Van Gundy, reconoció después del partido que "Shaq se puede perder algún tiempo de competición".

El alero Udonis Haslem, compañero de O'Neal, reconoció que la ausencia de un jugador como Shaq se tenía que sentir porque se trataba del pívot más dominante que había en la NBA.

"Lo que significa que si Shaq no va a jugar con nosotros tendremos que hacer un doble esfuerzo para contrarrestar su ausencia", destacó Haslem.

La lesión de O'Neal no ha sido la única para los Heat en sólo dos partidos que se llevan disputados de la nueva temporada porque la primera baja importante fue la del alero James Posey, que se perderá varios encuentros, mientras que Shandon Anderson tiene problemas en la espalda y el pívot reserva Michael Doleac tampoco puede viajar con el equipo.

Aunque O'Neal viaje con el equipo, si no jugase el sábado, sería el veterano Alonzo Mourning quien ocupe su puesto de titular para que luego el novato Earl Barron se convierte en el reserva que le de minutos de descanso.

O'Neal en los dos partidos disputados en lo que va de temporada, el primero en Memphis ante los Grizzlies, con triunfo, y la derrota ante los Pacers, ha conseguido promedios de 15 puntos y seis rebotes.

La pasada temporada, O'Neal ya se perdió nueve partidos de la competición regular y dos de la fase final por problemas de lesiones y el equipo logró marca ganadora de 8-3.

El escolta Dwyane Wade, convertido cada día más en la gran estrella del equipo, dijo que la ausencia de un jugador, aunque sea Shaq, no tiene que significar la perdida de competitividad.

"Tenemos suficientes jugadores con talento dentro del equipo y si uno es baja, el resto tiene que luchar al máximo para compensar su ausencia", subrayó Wade, que ante los Pacers consiguió 31 puntos y el último tiro que hizo, un triple, se salió el balón del aro, lo que hubiese significado el empate a 105-105 y forzar la prórroga.EFE