“María” se fortalece y puede convertirse quinto huracán temporada

Por viernes 2 de septiembre, 2005

Miami (EEUU), (EFE).- La tormenta tropical "María" se ha fortalecido y podría transformarse el sábado en el quinto huracán de la activa temporada de ciclones en el Atlántico norte.

Sus vientos máximos sostenidos aumentaron a 85 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes, informó en su boletín de las 21.00 GMT de hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU, con sede en Miami.

"María tiene el potencial para convertirse en un huracán el sábado", advirtió el CNH al tiempo que aseguró que la tormenta no amenaza a zonas pobladas.

Una tormenta es ciclón cuando sus vientos alcanzan los 118 kilómetros por hora.

El ojo de la tormenta, la decimotercera de la temporada, se hallaba cerca de la latitud 20 grados norte y de la longitud 50,6 grado oeste, a unos 1.370 kilómetros al este noreste de las islas de Sotavento norte y 1.810 kilómetros al sureste del archipiélago de las Bermudas.

La tormenta se desplaza hacia el noroeste con una velocidad de traslación de 20 kilómetros por hora y los meteorólogos esperan que dé un giro hacia el norte noroeste el sábado.

Por otra parte, el CNH informó de que "Lee", la duodécima tormenta de la temporada que no tocó tierra firme, disminuyó hoy su intensidad y ha desaparecido sobre las aguas del Atlántico central.

La temporada de huracanes del Atlántico Norte comenzó el pasado 1 de junio y termina el próximo 30 de noviembre, y los meteorólogos consideran que es una de las más activas de los últimos diez años.

Hasta el momento, se han formado trece tormentas tropicales, incluyendo a "María", y cuatro huracanes: "Dennis", "Emily", "Irene" y "Katrina".

"Dennis" y "Emily" fueron huracanes que alcanzaron la categoría cuatro y "Katrina" la cinco, las máximas en la escala de intensidad Saffir-Simpson.

"Katrina" ha causado más de 200 muertos en Florida, Luisiana, Misisipi y Alabama, pero se teme que sean muchos más cuando comiencen a bajar los niveles de las aguas en las zonas afectadas. EFE