Más de 20 muertos en la jornada más cruenta desde elecciones

Por viernes 23 de diciembre, 2005

Bagdad, 23 dic (EFE).- Al menos 21 personas, entre ellas una decena de policías, murieron hoy, viernes, en acciones insurgentes en Irak en la jornada más cruenta desde las comicios parlamentarios de la semana pasada.

El atentado más grave ocurrió poco después de mediodía en una mezquita chií de la ciudad de Balad Ruz, donde un suicida segó la vida de diez personas al lanzarse con una bicicleta cargada de explosivos, informó el Ejército de EEUU.

El kamikaze cometió la matanza poco antes de que comenzara la oración comunitaria de los viernes en la localidad, momento en que miles de fieles se acercaban al templo.

Balad Ruz es un municipio de mayoría chií ubicado a medio camino entre Bagdad y Kirkuk, centro petrolero de Irak, en pleno corazón del "triángulo suní", feudo de la insurgencia.

Poco antes, y en la misma zona, un grupo de hombres armados mató a diez agentes e hirió a otros veinte en un asalto a un puesto de control de carretera cercano a la ciudad de Baquba.

Los atacantes, armados con fusiles, pistolas y lanzagranadas clase ARPG, atacaron a los policías, quienes peor armados apenas les pudieron hacer frente hasta que llegaron los refuerzos.

En el combate perdieron la vida una decena de agentes y algunos rebeldes, explicó a EFE el portavoz del Ministerio iraquí del Interior, Ahmed Abdala.

En Bagdad, un civil murió y otros dos resultaron heridos en el barrio meridional de Al Dura a causa del fuego cruzado en un combate entre fuerzas estadounidenses y rebeldes.

Además, tres soldados estadounidenses murieron en dos ataques rebeldes ocurridos en las últimas 24 horas en Bagdad, informó la autoridad militar, sin precisar más detalles.

Abdala dijo a EFE que el atentado más grave tuvo lugar sobre las 11.00, hora local (08.00 GMT), en el barrio de Bab Al Muataq, en pleno centro de Bagdad, donde fallecieron dos soldados norteamericanos.

Con estas muertes, asciende a más de 2.150 la cifra de militares de EEUU muertos en combate en Irak desde que en marzo de 2003 comenzó la invasión y posterior ocupación del país.

Por otra parte, la embajada de Sudán en Bagdad confirmó que seis de sus funcionarios, entre ellos un diplomático, fueron secuestrados al salir de la oración en la capital.

Al parecer, el diplomático capturado sería el segundo secretario de la legación.

La embajada sudanesa ha sido en los últimos meses objeto reiterado de los ataques de los grupos insurgentes, en especial de los relacionados con la red terrorista Al Qaeda y su brazo en Irak, supuestamente liderado por el prófugo jordano Abu Musab Al Zarqaui.

El pasado noviembre, un grupo de hombres armados mató a tiros a un chófer de la legación e hirió levemente a un diplomático, en dos incidentes separados.

Cientos de extranjeros han sido secuestrados en Irak desde marzo de 2003, muchos de los cuales han sido liberados, otros permanecen retenidos y algunos han sido asesinados.

La jornada de violencia coincidió con el anuncio por parte de Irak de que la retirada de la Coalición Multinacional empezará en 2006 con la salida de 50.000 soldados a lo largo del año.

El secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, de visita no anunciada en Irak, reveló que su país será de los primeros en replegar parte de los soldados, ya que retirará unos 20.000 militares en el primer cuatrimestre del año.

Mientras, en el resto del país, miles de iraquíes se manifestaron hoy para denunciar el fraude en las elecciones y exigir a la Comisión Electoral Independiente que revise los resultados parciales que ha facilitado. EFE