Más de 222.000 evacuados de zonas de riesgo en Cuba

Por jueves 20 de octubre, 2005

La Habana, (EFE).- Más de 220.000 personas han sido evacuadas de áreas bajas y zonas costeras en Cuba por la amenaza del huracán "Wilma", que podría azotar las provincias occidentales de la isla en las próximas horas. "Wilma" avanza hacia la Península de Yucatán (México) con categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson (de cinco) y amenaza las costas del sur y occidente de Cuba, tras provocar al menos trece muertos a su paso por el Caribe.

El ojo del huracán se encontraba, a las 16.00 horas GMT, unos 385 kilómetros al sur de Cabo San Antonio, el punto más occidental de la isla, y se desplazaba con rumbo nor-noroeste a unos once kilómetros por hora, arrastrando vientos sostenidos de 230 kilómetros por hora.

Las autoridades cubanas insisten en llamar a la población a extremar las medidas de precaución, mantenerse atenta a las indicaciones oficiales y respetar las órdenes de evacuación en zonas de riesgo.

De las más de 220.000 personas evacuadas, unas 110.000 son residentes en las provincias occidentales, alrededor de 7.000 se trasladaron a albergues y el resto se instalaron en viviendas de familiares y vecinos, según el último informe oficial.

Las autoridades han alertado sobre la errática trayectoria de "Wilma" y mantienen el estado de alarma ciclónica en las provincias de Pinar del Río, La Habana, Ciudad de La Habana e Isla de la Juventud, donde ya ha empezado a llover copiosamente.

El jefe del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, José Rubiera, insistió hoy en que la presencia de dos anticiclones en el Caribe hace difícil pronosticar la trayectoria del "Wilma".

Tras azotar la península de Yucatán, explicó el experto, el huracán podría virar el noreste en dirección a Florida (EEUU) esquivando territorio cubano o impactar en las provincias occidentales del país.

Rubiera advirtió que, en las próximas horas, "Wilma" provocará fuertes lluvias, vientos y marejadas en las costas cubanas.

El paso del huracán frente al litoral sur de la isla ha levantado olas de entre cinco y siete metros en las provincias centrales, que serán aún mayores, de hasta ocho metros, en Isla de la Juventud y Pinar del Río.

La Defensa Civil ha alertado sobre el peligro de inundación en Pinar del Río, donde se prevén fuertes lluvias, por la saturación del terreno y el alto nivel de acumulación de agua en sus presas, que se encuentran al 90 por ciento de su capacidad.

En La Habana, la población se apresuró hoy a abastecerse de gasolina y provisiones ante la posibilidad de que "Wilma" afecte a la capital del país.

Los supermercados estuvieron abarrotados y los conductores se armaron de paciencia para aguardar las largas colas que se formaron en las gasolineras de la ciudad.

Las actividades docentes continúan suspendidas hasta nuevo aviso y los eventos deportivos y festivos programados para estos días en la capital cubana también fueron cancelados.

Varias compañías aéreas, entre ellas las españolas Air Europa e Iberworld, suspendieron hoy sus conexiones con La Habana por la amenaza de "Wilma".

Cubana de Aviación suspendió también sus vuelos entre La Habana y San José, Guatemala y el balneario mexicano de Cancún.

La aerolínea española Iberia mantiene, por el momento, el vuelo programado para hoy entre Madrid y La Habana, aunque fuentes de la compañía apuntaron que es posible que se suspendan los vuelos de mañana o el sábado en función de las condiciones atmosféricas.

La televisión cubana, controlada por el Estado, informó hoy de una reunión del ministro de las Fuerzas Armadas y segundo hombre del régimen, Raúl Castro, con dirigentes de Ejército, el Ministerio del Interior, el Partido Comunista y otros organismos relacionados con la Defensa Civil.

Castro llamó la atención a los cuadros de la Defensa Civil por los errores que se detectaron en la prevención del huracán "Dennis", el pasado julio, que dejó 17 muertos en la isla. EFE