Más de 30 muertos tras acuerdo de cambios en constitución iraquí

Por miércoles 12 de octubre, 2005

Bagdad,(EFE).- Un atentado suicida en Tel Afar, a unos 400 kilómetros al norte de Bagdad, ha dejado al menos 31 muertos y 35 heridos pocas horas después de que las autoridades anunciasen cambios en la Constitución para tratar de lograr el apoyo suní.

El atentado suicida fue perpetrado poco después del mediodía en la pequeña localidad de Al Qalam, dieciocho kilómetros al este de Tel Afar, y dejó al menos 31 muertos y 35 heridos.

Según explicó a EFE el capitán Raad Yaburi, de la oficina de coordinación militar iraquí-estadounidense en la provincia de Nínive (a la que pertenece Tel Afar), el atentado lo perpetró un hombre con un cinturón de explosivos, que hizo estallar la carga que portada junto a centenares de hombres que esperaban para alistarse.

La fuente añadió que todas las víctimas eran hombres originarios de la provincia de Nínive que se habían desplazado al lugar para incorporarse al Ejercito iraquí, precisó la fuente.

Yaburi aseguró que el atentado se produjo "pese a las intensas medidas de seguridad tomadas en la ciudad" tras el ataque con coche bomba de ayer en Tel Afar.

El atentado de hoy llegó menos de 24 horas después de que otro suicida, a bordo de un coche, matara a 29 personas e hiriera a otras 47 en un mercado de Tel Afar.

Estos nuevos golpes terroristas llegan escasas horas después de que lideres políticos iraquíes anunciasen que se ha llegado a un acuerdo para realizar una serie de modificaciones en la Constitución del país, que será sometida a referéndum el próximo sábado día 15.

Aunque la mayoría de los dirigentes iraquíes rehusaron detallar en qué consistirán las modificaciones, Abdel Aziz Al Hakim, líder del chií Consejo Supremo de la Revolución Islámica en Irak (CSRII), grupo mayoritario en el parlamento del país, señaló que los cambios afectarían a siete u ocho artículos que se aplicarían una vez que se apruebe el borrador presentado ante el Parlamento

Las modificaciones tratan de responder a las exigencias de la comunidad árabe suní, que hasta ahora se ha mostrado contraria al borrador de la nueva Carta Magna y había pedido el voto en contra en el referéndum.

Tarek al Hashemi, secretario general del Partido Islámico de Irak (PII), el principal de la comunidad árabe suní, precisó que el acuerdo alcanzado prevé enmendar el párrafo 122 de la Carta Magna, que imposibilitaba introducir cambios en la Constitución antes del termino de dos legislaturas, es decir después de dos ocho años.

Con el consenso logrado hoy se podrán proponer enmiendas en los primeros cuatro meses del ejercicio del Parlamento que se elegirá a mediados de diciembre próximo, precisó Hashemi en una rueda de prensa.

La ratificación de esas eventuales modificaciones deberá contar con el respaldo de 51 diputados y dos tercios del electorado de tres provincias en los referéndum a que serán sometidas.

El acuerdo abre las puertas para que los cambios promovidos por los suníes se materialicen, agregaron analistas locales.

Sin embargo, el portavoz de la Conferencia de Diálogo Nacional, Saleh al Mutlaq, también suní, condenó al PII por cambiar su postura contraria al texto constitucional, y dijo que el PII "abandonó el consenso nacional" alcanzado recientemente por 21 grupos suníes.

Al Mutlaq se refería al comunicado de la pasada semana de la Asociación de Ulemas Musulmanes, tras una reunión de 21 grupos árabes suníes, que pedía el voto en contra de la nueva Carta Magna y exigía una serie de condiciones para cambiar su postura.

Según al Hakim, se acordó modificar algunos apartados para enfatizar el arabismo de Irak y la unidad del país, así como aplicar medidas menos estrictas para los antiguos militantes y cuadros de mando del partido Baaz, del depuesto dictador Sadam Husein.

Estos cambios no cubren todas las exigencias realizadas la semana pasada por los grupos suníes, que pidieron un calendario para la retirada de las tropas extranjeras, la liberación de todos los presos y la necesidad de enfatizar la unidad e integridad territorial del país. EFE