Más de 400 Mujeres asesinadas en Honduras entre 2002 y 2004

Por viernes 19 de agosto, 2005

Tegucigalpa, 19 ago (EFE).- Al menos 442 mujeres fueron asesinadas en Honduras entre 2002 y 2004, revela un estudio publicado hoy, viernes, por un organismo que trabaja en la defensa y promoción de los derechos de la mujer en este país.

En un comunicado, el Centro de Derecho de Mujeres (CDM) dijo que 133 mujeres fueron asesinadas en 2002, 146 en 2003, y 163 en 2004, que la edad promedio de las víctimas era de 26,6 años y que 94 de las víctimas eran menores de 18 años de edad.

"Durante los últimos tres años un total de 442 mujeres, jóvenes y niñas murieron en forma violenta en Honduras, lo que significa que cada mes un promedio de 12 mujeres tuvieron una muerte prematura a mano de varones", destaca la investigación.

Los asesinos, en la mayoría de los casos, fueron identificados como una persona cercana a la víctima, entre ellos el ex compañero, novio, ex novio o padrastro, indicó.

Dijo que "sólo en la tercera parte de los casos el agresor era una persona desconocida, lo que no coincide con la idea generalizada que una mujer tiene que cuidarse de una persona que ella no conoce".

Según el estudio, los departamentos de Cortés, en el norte de Honduras, y Francisco Morazán, en el centro, registran el mayor número de víctimas, con 219 y 133 casos, respectivamente.

La investigación también destaca que una de cada 10 víctimas fue violada antes de ser asesinada y que el 0,7 por ciento fue víctima de un intento de violación.

El CDM indicó que el estudio, que se basó en un análisis de informaciones publicadas en tres de los principales periódicos que se editan en el país, reveló que el 77,4 por ciento de las muertes de mujeres ocurrió en el área urbana.

"El 33,2 por ciento de las mujeres murió en la calle y el 30,3 por ciento en su casa, lo que significa que el hogar, el lugar donde una mujer se debería sentir segura y tranquila, no es así", sostuvo.

Finalmente, el organismo consideró que "esta situación debe llevar a la reflexión y a la acción de las autoridades responsables de garantizar la seguridad ciudadana de la población, ya que muy pocas veces se toma en cuenta la forma en que la violencia es vivida por las mujeres". EFE