¿Más impuestos para el pueblo?

Por Carlos Luis Baron miércoles 29 de agosto, 2012

Los gobiernos del PLD y Leonel Fernández, en un franco retroceso a la democracia dominicana, vienen acostumbrando al pueblo dominicano a usar en forma dilapidadora los recursos del erario público en cada una de las elecciones, para luego, crear un ambiente de que se acepte hacer nuevas Reformas Fiscales y aumentar los impuestos, donde las grandes mayorías tienen que pagar la “jaba” de la dilapidación de los recursos del Estado en forma brutal por parte del PLD, para imponerse en el poder.

Leonel Fernández, anunció desde E.U. que gastaría 40 mil millones de pesos, para cambiar la realidad electoral de ese momento, que le daba abajo al candidato de su partido y nadie lo sometió a la justicia por esta confesión, que terminó gastando más de 70 mil millones de pesos, de las arcas nacionales para lograr “ganar” las elecciones, usando despiadadamente los recursos del gobierno para aplastar al PRD en forma no democrática ni libérrima.

Después de las elecciones, ahora tenemos un gran déficit fiscal por encima de los 120 mil millones de pesos, encontrando Danilo Medina las finanzas del Estado en quiebra total, sólo con facturas a pagar, como lo dijera en forma de parábolas el propio Presidente Medina.

El país no puede seguir engañándose a sí mismo, poniendo a los sectores más empobrecidos, junto a la clase media, a pagar el saqueo que hacen de los recursos del Estado los gobiernistas del PLD en elecciones y luego, salen a buscar un llamado Pacto Social para imponer más impuestos, después de su piñata, boato y populismo.

Los Legisladores del PRD y las fuerzas más progresistas del país, no deben aprobar un nuevo “paquete impositivo” que afecte a los más desposeídos, tal como se propone introducir el nuevo gobierno a través de un llamado Pacto Fiscal. Lo que deben impulsar y aprobar los legisladores, son las modificaciones a las leyes electorales, para castigar ejemplarmente, de una vez y por todas, a quienes sean los responsables del uso y abuso de los recursos del pueblo, antes, durante y en las campañas electorales.

El nuevo gobierno del PLD que encabeza Danilo Medina, debe seguir profundizando en la aplicación de una verdadera política de austeridad y contra el dispendio y la corrupción, a fin de poner señales claras, de sacrificios del nuevo gobierno, para que todos los sectores nacionales puedan creer en las buenas intenciones, de que busca estabilidad económica, aplicando políticas austeras, corrigiendo las distorsiones, los altos salarios y poniéndole fin al derroche y la francachela en todos los estamentos del gobierno.

Al pueblo no se le puede seguir imponiendo más impuestos después de cada proceso electoral, los gobiernos del PLD tienen su presupuesto aprobado y deben regirse por los mismos, no pueden seguir violentándolos y violando las leyes como la democracia impunemente, produciendo un “hoyo económico” en cada proceso electoral, con los derroches y dilapidaciones de los recursos del Estado para “ganar” elecciones y luego tener que producir e imponer Reformas Fiscales con más impuestos para la población.

Eso no ocurre en ningún país medianamente institucionalizado y mucho menos, cuando no se ha cuantificado ni dicho por las nuevas autoridades, lo que han recibido, como la evaluación de los diferentes escenarios.

El PRD junto a sus legisladores y las fuerzas de la sociedad civil como populares, no deben apoyar nuevos impuestos que puedan lesionar aún más la deteriorada y maltrecha economía de las grandes mayorías nacionales. No a nuevos impuestos y sí a las medidas de austeridad.

Ex diputado Provincia Puerto Plata.