Más mediático que de inmediato

Por Carlos Luis Baron miércoles 18 de julio, 2012

La esperanza de la impunidad es para muchos hombres una invitación al delito.-‘’Villaume Pierre’’ La madre Temis, símbolo de prosperidad de la justicia universal, se ausenta esta vez, en los países que carecen de una tradición del imperio de la ley, debido al flagelo de la corrupción política o a los que tengan arraigos en los sistemas de mecenazgo- (Protección)- político y empresarial, en donde el poder judicial es vulnerable y voluble.

La impunidad, que es el caso que nos asiste como país del trópico, enfoca la inexistencia de hecho o derecho de connotación penal, por parte de autores que incurren en violaciones,ya sea en la responsabilidad civil, administrativa y disciplinaria, porque se ocultan en ella para evadir las investigaciones a su inculpación, detención y procesamiento… en caso de resultar culpables: condena a penas apropiadas, incluso a la indemnización de los daños causados a sus victimas.En nuestro país caribeño, se acaba de dar un fenómeno inaudito, pero para nada sorpresivo, debido a la espontaneidad y vehemencia que rinde siempre la justicia, a los malhechores de ‘’cuello blanco’’de brindarle un descargo de la pena, por la que fueron condenados;y todo simplemente por haber manipulado bienes financieros de sus ahorrantes por sumas millonarias, que aun no terminamos de contabilizar.

Dicho flagelo-(impunidad)-constituye una infracción de las obligaciones, que tiene el estado de indagar las violaciones y adoptar medidas pertinentes, para que la sociedad logre el favor de la justicia, de dar una respuesta coherente ,de cara a la lucha contra la delincuencia de todo el sistema.

Francisco De Quevedo decía, ’’que donde hay justicia, es un peligro tener razón’’.

Con esto puedo precisar, de que el pensamiento proletario del conglomerado social- pregona sus quebrantos y agoniza ante la irracionalidad de quienes administran y fomentan la equidad, que solo descansa en el papiro y luego remitida al limbo judicial.

Lo mediático le sirve en bandeja, a quienes manipulan con la cuchara grande,-la opulencia y la ostentación de riquezas que no les corresponde, porque la justicia, es de muchas alternativas y de amplios coloridos.

‘’Procuro con afán acudir a la fuente del conocimiento y ahogarme en el intelecto y la inteligencia…para no trillar por caminos ignotos’’-El autor.