Masivo pronunciamiento popular contra Bush en Mar del Plata

Por viernes 4 de noviembre, 2005

Mar del Plata (Argentina), 4 nov (EFE).- Un categórico "no" a George W. Bush fue expresado hoy por una masiva manifestación popular que aunó voces latinoamericanas contrarias a la visita del presidente de Estados Unidos a Mar del Plata. Con el ex futbolista argentino Diego Maradona y el presidente venezolano Hugo Chávez como ejes, unas 40.000 personas marcharon por las calles pocas horas antes del inicio de la IV Cumbre de las Américas en esta ciudad argentina.

Sin incidentes y casi sin presencia policial, a pesar de la intermitente lluvia y el frío, los manifestantes confluyeron en medio de un clima festivo en un estadio donde se llevó a cabo un acto que entremezcló política y cultura.

El repudio a Bush se realizó lejos de la "zona de exclusión" donde transcurren las deliberaciones de la reunión de 34 presidentes del continente, que es custodiada por unos 9.000 policiales y militares.

La concentración contó con la presencia de una variada gama de artistas, dirigentes sociales y militantes argentinos y del resto de América Latina, con Cuba -único país americano excluido de la cita presidencial- como delegación extranjera más numerosa.

La marcha dio comienzo tras la llegada del "Expreso del Alba", tren que recorrió los 400 kilómetros que separan Buenos Aires de esta ciudad a orillas del Atlántico, y que llevó a bordo a Maradona, el dirigente indígena boliviano Evo Morales, el músico y cineasta bosnio Emir Kusturica, su colega argentino Tristán Bauer y otras 160 personalidades.

La presencia de Bush también fue rechazada por el colectivo de agrupaciones de todo el continente que organizó la III Cumbre de los Pueblos de América, la llamada "contra-cumbre", que delibera desde el pasado lunes en Mar del Plata.

Aunque había prometido hacerlo, Maradona no se sumó a la marcha y junto a Chávez acudió directamente al estadio José María Minella, donde fue recibido por una estruendosa ovación del público que colmó los graderíos y el campo de juego.

La caminata se caracterizó por el colorido de las banderas y carteles contrarios a la presencia del presidente de Estados Unidos y la conformación del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), que es impulsada por Washington.

Las Madres de la Plaza de Mayo marcharon con sus pañuelos blancos junto al Premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, agrupaciones de campesinos, aborígenes, sindicatos, estudiantes y fuerzas políticas de izquierda.

Sectores afines al presidente de Argentina, Néstor Kirchner, quien hoy mantuvo una reunión bilateral con Bush, aportaron una importante cantidad de manifestantes a la concentración, a cuyo paso también se reunieron numerosos vecinos sorprendidos por la multitud.

Los militantes, buena parte de ellos jóvenes, alzaban pancartas con consignas como "Bush pirata, fuera de Mar del Plata" o "Stop Bush" y vestían camisetas con el rostro de Maradona, del "Che" Guevara y hasta del terrorista saudí Osama bin Laden.

También pudieron verse los retratos de Chávez, Kirchner y sus pares de Cuba, Fidel Castro; Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, y Uruguay, Tabaré Vázquez, junto a la leyenda: "Viva la unidad de los pueblos latinoamericanos".

Luego de caminar al ritmo de música cubana, ritmos aborígenes y un incesante redoblar de tambores, una vez en el estadio los manifestantes aplaudieron las actuaciones de músicos como el cubano Silvio Rodríguez, el uruguayo Daniel Viglietti y el argentino Víctor Heredia, entre otros.

Durante el acto, que tuvo a Chávez como principal orador, también tuvieron breves intervenciones Maradona, la presidenta de un sector de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y la dirigente indígena ecuatoriana Blanca Chancoso.

Las muestras de rechazo a Bush se repitieron en Buenos Aires y otras ciudades del interior de Argentina, donde los empleados estatales y los docentes cumplieron una jornada de huelga en apoyo a las manifestaciones.

Por su parte, algunas organizaciones de desempleados y grupos radicalizados tienen previsto hacer hoy sus propias marchas en Mar del Plata y anunciaron que intentarán acercarse a los vallados que cercan la zona de la ciudad donde tiene lugar la Cumbre de las Américas. EFE