Miguel Vargas Vs Hipólito Mejía, “El Guapo de Gurabo”

Por Carlos Luis Baron lunes 31 de diciembre, 2012

En política debemos ser un poco tolerantes, si queremos tener seguidores o queremos obtener capital político en torno a los trabajos o a la capacidad que realmente poseamos.

En política tenemos que ser bien claros con los demás, no debemos actuar por caprichos o por rumores como hacen muchos, en este caso tenemos que investigar primero para tomar medidas de tal o cual cosa.

El Partido Revolucionario Dominicano fue fundado en el exilio, en 1939, en la ciudad de El Cano, La Habana,Cuba, por el doctor Cutubanama Henríquez, Juan Bosch, Ángel Miolán, entre otros, con el propósito de combatir al régimen dictatorial del sátrapa, autónomo, y desgraciado, Rafael Leónidas Trujillo Molina.

Este partido que cumplió ya su misión para la cual fue concebido, o sea, su ciclo de vida, hoy se encuentra entre el “dime y te diré” de sus principales dirigentes, y estos no atinan a resolver los problemas internos, por caprichos o pura intolerancia de ellos mismos.

Miguel Vargas que es el presidente de ese partido, Hipólito Mejía que fue el candidato presidencial y por este introvertido personaje, el PRD perdió las elecciones recién pasadas, y hoy en día están en una pugna interna que no sabemos qué sucederá entre ellos.

Miguel Vargas solicitó la expulsión de esos dirigentes retrógrados, rancio y de antaño, que dominan las líneas de ese partido democrático-superficial.

Miguel Vargas está en el deber de solicitar la expulsión de quien estime conveniente sin ningún tipo de consulta, y nadie puede oponerse a esa decisión, es el presidente y es un partido de corte democrático aunque usted no lo crea amigo.

Ese partido esta enredado entre las pugnas y la vocinglería de un sector rancio y un sector que armoniza con la sociedad sin mucho esfuerzo para ello.

El sector de Miguel Vargas es idóneo para continuar dirigiendo ese partido, porque tiene comedimiento, es mesurado en sus planteamientos, es inteligente, cortes, en cambio el sector de Hipólito Mejía, es el sector de los guapos, “los echa boches”, los incorregibles, los rabiosos, los que no le temen a nadie por la prepotencia que exhiben, en fin su líder es “El Guapo de Gurabo”.

¿Y qué podemos esperar de un señor que se venda como “El Guapo de Gurabo, que no sea odio, rencor, pugnas, prepotencia, altanería, división externa e interna, arrogancia, tiros, pedreas, asechanza, inquina, grosería en fin todo lo malo?

¡Quitémonos las caretas porque ya pasó el carnaval!

Hasta la próxima entrega si los jinetes de la mentira, la aventura y el desasosiego nos lo permiten.

El autor es periodista y estudiante de Derecho.