Miles de peruanos inician marcha para exigir extradición Fujimori

Por martes 15 de noviembre, 2005

Lima, 15 nov (EFE).- Miles de personas salieron hoy a las calles de Lima para protestar contra la impunidad y exigir la extradición del ex presidente peruano Alberto Fujimori, detenido desde el pasado 7 de noviembre en Chile. La marcha, convocada por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, los sindicatos y otras organizaciones civiles, comenzó a las 15.00 horas locales (20.00 GMT) en la céntrica plaza del Dos de Mayo de la capital peruana.

Los convocados se dirigen hacia el Palacio de Justicia, donde el el secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Francisco Soberón, entregará al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Walter Vásquez, una carta.

En la misiva, los grupos convocantes de la protesta reclaman al Supremo que conforme un equipo especial de magistrados encargado de elaborar y supervisar la solicitud de extradición.

Con gritos como "Fuimori, Montesinos, asesinos", los manifestantes siguen a una jaula, ubicada en la cabecera de la marcha, en la que están encerrados dos personajes que representan al ex presidente y a ex asesor de inteligencia, Vladimiro Montesinos, actualmente encarcelado.

Esta es la principal protesta callejera desde que el pasado 7 de noviembre Fujimori, quien gobernó Perú entre 1990 y 2000, fuera detenido en Santiago de Chile tras llegar a esta capital procedente de Japón y burlar a la Interpol en México, donde realizó una escala técnica en un avión privado.

Desde la detención del ex mandatario, cada día se han concentrado manifestantes frente a la embajada de Chile en Lima para exigir la pronta extradición del prófugo.

La marcha que se desarrolla hoy en las calles de Lima, y que ha generado grandes atascos de tráfico en la capital, tiene previsto concluir en la avenida Javier Prado, precisamente frente a la sede diplomática chilena, ubicada en el distrito de San Isidro.

Fujimori huyó en noviembre de 2000 a Japón, desde donde presentó su renuncia como jefe del Estado peruano vía fax tras salir a la luz pública una extensa red de corrupción gubernamental.