Ministro Energía niega compra de reactor nuclear a Argentina

Por lunes 10 de octubre, 2005

Caracas, 10 oct (EFE).- El ministro de Energía de Venezuela, Rafael Ramírez, negó que su país pretenda adquirir un reactor nuclear y destacó que sólo "está trabajando" con Argentina y Brasil "para ampliar convenios de cooperación científica y tecnológica en materia nuclear".

Esos convenios, sostuvo en declaraciones al canal estatal de televisión "VTV", "no contemplan por el momento la adquisición de ningún elemento de generación de energía atómica".

"No hay negociación, son acuerdos para la cooperación científica", reiteró el también presidente de la empresa estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA).

Los convenios con Argentina y Brasil de cooperación técnica "en esta área y para fines pacíficos", subrayó, incluyen unos con aplicación en medicina, "y ya se está concretando la adquisición de 80 bombas de cobalto con Argentina para el tratamiento del cáncer".

"Sencillamente lo que hemos hablado en estudiar y de evaluar la cooperación en el área de energía nuclear con fines médicos", sostuvo.

Ramírez denunció que a la "intensa relación que existe con los organismos internacionales, tales como la Agencia Internacional de Energía Atómica (…), se le trata de añadir elementos negativos para tergiversar el esfuerzo" venezolano por "mantenerse al día en conocimientos" en el área nuclear.

"Se trata de intercambios de técnicos, de desarrollar estudios, pero no hay un acuerdo concreto para la adquisición de ningún elemento para la generación de energía atómica", insistió.

El diario argentino "Clarín" informó el domingo de que Venezuela quiere comprar un "reactor nuclear-eléctrico de potencia media tipo CAREM" y hoy el vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, vaticinó que la oposición intentará darle connotación bélica al asunto, aunque aclaró que no conocía más que la versión de prensa.

"Según he visto en la prensa, la compra del reactor es una operación de PDVSA y del Ministerio de Ciencia y Tecnología, pero, claro, le van a dar connotaciones bélicas", subrayó.

Como complemento de su vaticinio acerca de la reacción de la oposición al presidente Hugo Chávez, Rangel citó unas recientes declaraciones del pastor estadounidense Pat Robertson, quien aseguró que Venezuela quiere lanzar una bomba atómica en Estados Unidos.

Robertson también pidió recientemente el asesinato de Chávez, porque, según dijo, saldría más barato al contribuyente estadounidense que invadir Venezuela.

"Robertson ya está diciendo que vamos a lanzar una bomba atómica sobre EEUU. Será una bomba atómica de amor, de afecto, de aprecio hacia el pueblo norteamericano, porque la verdadera bomba atómica es (George W.) Bush", expresó Rangel y sugirió al pastor estadounidense someterse a tratamiento psiquiátrico.