Ministro venezolano anuncia hallazgo de primera “caja negra”

Por martes 16 de agosto, 2005

Caracas, 16 ago (EFE).- Una de las dos "cajas negras" del avión de la compañía colombiana West Caribbean Airways que se estrelló hoy en Venezuela, cuando volaba de Panamá hacia Martinica, ya ha sido hallada, anunció el ministro venezolano del Interior, Jesse Chacón.

"Ya se consiguió una de las dos cajas negras y el equipo que al momento de un choque comienza a transmitir mediante un mecanismo que permite a los equipos de búsqueda llegar al sitio preciso", sostuvo en rueda de prensa en Caracas.

Chacón confirmó que no sobrevivió ninguno de las 160 personas que iban a bordo del bimotor, 152 pasajeros franceses de la isla caribeña de Martinica y ocho tripulantes colombianos, aunque dijo que aún hay que identificar a las víctimas "para establecer con exactitud sus nacionalidades".

Alrededor de 170 efectivos de la Fuerza Armada Nacional (FAN), Protección Civil (PC), bomberos y policías participan en las labores que se efectúan en el lugar donde cayó la aeronave, en la sierra de Perijá, próxima a la frontera con Colombia, en el estado venezolano de Zulia, destacó el ministro.

Los cadáveres han comenzado a ser trasladados en helicóptero a la Facultad de Medicina de la Universidad de Zulia de Maracaibo, capital del estado, situada a unos 130 Kilómetros al suroeste del lugar del siniestro y a 706 kilómetros al noroeste de Caracas.

Chacón relató que el avión realizaba un vuelo chárter y partió de Panamá hacia las 01.00 hora (06.00 GMT) y, "como es habitual" en la ruta, entró en territorio venezolano, donde dos horas después la tripulación informó de problemas en un motor.

En el aeropuerto internacional de Maiquetía, cercano a Caracas, se recibió a las 03.15 (07.15 GMT) un segundo informe de los pilotos, que anunciaron problemas también en el segundo motor, sostuvo.

Inmediatamente después, añadió, los radares de Maiquetía "reflejan que el avión perdió 7.000 pies (2.135 metros) por minuto, probablemente por un fallo mecánico". EFE