Monseñor Nicanor Peña pronuncia discurso en contra del Aborto

Por Abraham Montero sábado 21 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, LA ALTAGRACIA.- En el marco de la celebración del Día de Acción de Gracias dedicado tradicionalmente a la Virgen de La Altagracia, Monseñor Gregorio Nicanor Peña Rodríguez; pronunció un discurso en contra del aborto en el Santuario de la Basílica Menor Nuestra Señora de La Altagracia de aquí.

El obispo de la provincia La Altagracia respaldó que la Constitución Dominicana en su artículo 37 consagra que: el derecho a la vida es inviolable desde su concepción hasta la muerte.

La lectura del comunicado se realizó durante la profesión de la fe bajo la homilía celebrada a las 10:00 de la mañana de hoy, aseveró que el derecho a la vida no está sujeto a una determinada ideología o bandera política.

“Está sustentada en la fuente de la revelación divina que expresa categóricamente el quinto mandamiento de la ley de Dios, ‘No Matarás’; estamos en una crisis que afecta la dignidad humana y sus derechos”, deploró Peña Rodríguez, en presencia de miles de creyentes altagracianos.

Monseñor advirtió que la sociedad dominicana y el mundo atraviesan un conflicto entre cultura de muerte y cultura de vida, “Jesucristo llama a todos a escoger la vida sobre la muerte, según el evangelio”.

“La vida humana es sagrada porque desde su inicio comporta la acción creadora de Dios y permanece siempre en una especial relación por su creador.

Solo Dios es señor de la vida desde su comienzo hasta su término, nadie bajo ninguna circunstancia puede atribuirse el derecho de matar de modo directo a un ser humano inocente”, refiriéndose al aborto.

El también presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano explicó que es de principio fundamental además de la revelación y de la ley natural; se inspiren los padres y doctores de la iglesia, en los documentos magisteriales y en la praxis pastoral.

Igualmente, insistió en los movimientos e instituciones eclesiales que trabajan y reflexionan a favor de la vida.

“Ha sido un punto de apoyo la carta publicada del Beato Pablo VI, hacia el despertar de la conciencia y un progreso profético en sustentar de modo profesional, sistemático, constructivo y coherente”, calificando así el discurso postmoderno de la Santa Madre Iglesia proclamado en la Organización de las Naciones Unidas; (ONU).

Aclaró que también han sido testigos de los alcances y luchas en aras de preservar y respetar el derecho a la vida para erradicar de manera definitiva el aborto ante los círculos intelectuales y científicos.

“Sobre todo, ante los gobiernos y los estados sobre su posición al respecto al aborto, la eutanasia, la pena de muerte y otros puntos conflictivos del mundo contemporáneo”, detalló la máxima autoridad eclesiástica de la Altagracia.

Sostuvo que desde María madre espiritual, quien escogiera el don de la vida el hombre como ser humano puede ver la grandeza de la Maternidad, misterio que la iglesia y la humanidad contempla con tanto amor en la milagrosa imagen de La Altagracia.

“Por haber acogido el don de la vida sin temor a las consecuencias negativas como son el arresto social, incluso el de su propio comprometido que decidió repudiarla en secreto, según el evangelio”, comentó,

Monseñor Nicanor animó que la Alta Gracia descienda sobre ella por su valentía y aceptación del plan de Dios trajo al mundo al Mesías y Salvador e Hijo de Dios, “que vino a redimir al género humano”.

Exhortó que la familia y la sociedad deban ser garantes de la mujer que entra en el proceso del ejercicio de la maternidad considerado el don más preciado de una mujer. Valoró a las mujeres religiosas que han renunciado a lo más sagrado: la maternidad, dedicándose a servir a los demás.

“Una nación que no proteja el derecho de los no nacidos, es una nación con un futuro sombrío porque la ley natural es en sí misma irrevocable. La paz pública depende en manera del respeto al derecho inalienable de la vida”, puntualizó.

En el acto inaugural del Día de Acción de Gracias a la patrona de los dominicanos estuvieron presentes el presidente de la República, Danilo Medina Sánchez, acompañado de la primera dama, Cándida Montilla. En ese orden, autoridades provinciales, municipales, políticos y civiles de la Altagracia.

Por Adalgisa Corcino